viernes, 15 de julio de 2016

Primer examen de oposiciones, experiencia para novatas. Parte II.

¡¡Buenos días!! 

Tras la primera parte de este tema (lo podéis ver aquí) quiero aclarar varias cosas que me comentasteis a través de Instagram:

- El examen me pareció fácil pero no para ir sin estudiar. Fácil porque todo estaba en el temario, pero sí que admito que las respuestas eran rebuscadas y las preguntas algunas eran retorcidas. Hay gente que me decía que llevaba años estudiando y que no les pareció nada fácil... pues no sé, será que después de haber pasado exámenes de Penal hiper rebuscados y con maldad en la UNED, estos no los veo tan imposibles. Que hay que estudiar, sí, y por supuesto que no hay que saltarse ningún tema. 

- A veces valoramos más los temas propios (en este caso por ejemplo los procedimientos procesales) y pasamos por alto los genéricos, cuando como aquí, pueden caer y sin derecho a quejarse. Es parte del temario.

- También parto con ventaja sobre aquellas personas que llevan años de estudio y tienen que "borrar" cosas de la legislación derogada para memorizar lo nuevo. Yo ya comencé a estudiar con las leyes nuevas y es un proceso que me ahorro y por tanto no confundo con el término anterior porque no he llegado a tratar tan a fondo en él (aunque durante la carrera sí lo haya visto) 

Y dicho esto, para mí lo más importante fue llegar descansada. Como sabía que no iba para aprobar, me convertí en una esponja para quedarme con todo lo que pasaba a mi alrededor. 

Una mujer me preguntó a la puerta del examen que para qué era. Mi sorpresa fue cuando al responderle, le dije que si venía al examen y me dijo que sí... En fin, hay mucho "opositor profesional". Otra mujer de la misma edad más o menos (40-50 años) comentaba que hacía poco se había examinado para algo en la Región de Murcia, dos semanas antes para la Fábrica de Moneda y Timbre, también para Policía Local de no sé donde... se apuntaba a bolsas de empleo y oposiciones porque "yendo a todo algo caería". 
Mucha gente iba como ella, sin saber y además lo admitía. Otros habían cogido un temario de un familiar que entró hacía algunos años y fueron a probar (por tanto entiendo que las reformas no las tendrían modificadas) y otros sí que iban sabiendo y contando con su plaza. Allí había de todo. 
De 13400 personas más o menos que íbamos por Madrid, el número se reduce muchísimo si restamos a toda esta gente que va a echar la mañana. Por tanto, que NO asuste el número de instancias que vemos para optar a las plazas. Como veis, no todo el mundo se lo prepara. 

Por suerte yo no tengo nervios antes de un examen, así que no fui a matarlos porque estaba muy tranquila. Pero sí está bien saber cómo son los llamamientos, las aulas enormes donde a veces están explicando las normas y la gente no se calla y por tanto no escuchas, el calor que pasas en los pasillos, las entregas, los días posteriores donde salen las plantillas... Todo suma y vas al siguiente sin la incertidumbre de "cómo es", centrándote únicamente en saber bien todo. 

Así que si alguien está en la misma situación, que lleve muy poquito opositando, que vaya, aunque como en mi caso fui a estas donde sólo llevaba 4 meses pero me valían para saber cómo será el día de las de Gestión porque el proceso de examen es el mismo. Todo es aprendizaje aunque en este caso práctico. Y siempre iremos más seguros conociendo el terreno. 

¡Un beso enorme! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario