sábado, 21 de junio de 2014

Toda una vida

DXT, sábado 21 de junio 2014

Toda una vida

Con la temporada del equipo más que zanjada, el objetivo cumplido y el verano a la vuelta de la esquina, llegan las vacaciones al club de la Plaza de Pontevedra. Pero en el Deportivo, las vacaciones solo existen para los futbolistas y técnicos del primer equipo. Las categorías inferiores continúan a pleno rendimiento entre torneos de verano y cierres de curso. La secretaría técnica pasa revista a las posibles incorporaciones y permanece atenta a lo que hacen los demás para estar a la caza de posibles oportunidades, época de rebajas, ya se sabe. Y en los despachos, para contrastar un poco la etapa de transición pura y dura, con una temporada por delante “a estrenar” por Tino Fernández, un breve paréntesis: los homenajes de cada año a los socios.

Esta semana ha sido la elegida para mostrar el agradecimiento a algunos socios más longevos en las listas de pertenencia al club. Tal vez las reuniones sociales más emotivas del año. Socios de oro y socios de plata. Gente que lleva ‘toda una vida’ entregada al club y a sus colores, en las buenas y en las malas. Apoyo ininterrumpido durante cincuenta y veinticinco años respectivamente.

No se es más deportivista por llevar más años pagando un carnet de socio, ni por hacerlo año tras año independientemente de las dificultades que conlleve mantener este ‘ritual’. Pero como todo en la vida, lamentablemente, hay que demostrarlo por escrito. Personas que sin duda han estado inalterables en su entrega y afición por el equipo, su apoyo no es una moda que tiene su duración, sino que se alarga en el tiempo. No es cuestión de lucir carnet de socio sólo en épocas de Champions y de éxitos en Primera, sino de presumir más aún en las horas bajas del equipo. 

Un homenaje que el año pasado tuvo que ser suspendido por motivos económicos y que este año fue el primero a cargo de la nueva directiva. 

Once socios tendrán ya su carnet vitalicio y desde el pasado jueves, tienen también su insignia de oro, con la cual el club agradece su fidelidad desde su alta, en 1963.

Más numerosos son los que recibieron la de plata, celebrando sus veinticinco años de deportivista, concretamente desde 1988. Casualmente, justo los mismos que la presidencia de Augusto César Lendoiro.
Quizá algunos de estos socios de plata sean lendoiristas y de ahí sus veinticinco años, de ‘admiración’ al ya ex Presidente y no hacia el club. Y con esto, recalco que el Deportivo es un equipo, unos colores, una historia; resumiendo, un conjunto de valores y no la figura de un representante con el cargo más alto de la entidad como muchos quieren hacer creer y tanto les da crear enfrentamientos por ello.

Pero seguro que en su mayoría, lo que realmente toma valor es el orgullo de pertenencia a un club que creció poco a poco y que gracias al trabajo fue escribiendo un nombre en la historia del fútbol español.

De esos 381 socios que ya suman veinticinco años renovando su número de socio cada verano, no me quiero olvidar de felicitar a través de estas líneas a un gran amigo y compañero golfista de Deporte Campeón, David Mejuto, que forma parte de este selecto grupo de socios: Enhorabuena. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario