sábado, 7 de junio de 2014

El Depor se acerca a la gente

DXT, sábado 7 de junio 2014

El Depor se acerca a la gente

A medida que el Depor iba consiguiendo el objetivo hacia la Primera División, incrementaba con tanta o más rapidez la cercanía al público gracias a la multitud de actos publicitarios que se han ido desarrollando en las últimas semanas. Si los resultados deportivos funcionan bien, los demás irán paralelos y más ahora que el objetivo del ascenso está sellado y con nota.

Sin duda, y al menos en mi criterio, independientemente de los cambios estructurales y directivos, el mayor cambio que se está notando es el de un equipo mucho más cercano a la gente y a los aficionados. Una forma de sellar esa unión equipo – afición, de mostrar un lado más humano, porque antes que futbolistas, son personas normales, y precisamente eso prima sobre lo demás, eliminar las barreras que convierten a algunos deportistas en “inaccesibles” creando así una imagen negativa sobre ellos y sus clubes.

El “Depor de Lendoiro” contaba con una familiaridad de puertas para dentro, como siempre afirmaron los que lo vivieron, pero no siempre estaba tan expuesto a transmitir esa imagen de cercanía. Y más sabiendo que el ex presidente no delegaba en nadie y todo tenía que pasar por su supervisión. Tino, seguramente haya delegado estas funciones publicitarias y de ahí que por la distribución correcta del trabajo se esté alcanzando el éxito. Ahora, el marketing publicitario se está convirtiendo en un punto fuerte y que seguramente en un medio plazo empiece a incrementar los ingresos en caja.

Cabreiroá, El Corte Inglés, Novagalicia Banco, Estrella Galicia… todos quieren sumarse a contar con su parte de protagonismo. Las firmas en los centros comerciales e hipermercados ya no solo de la ciudad sino de las afueras, o incluso tener como empleados por unas horas en Burger King a Borja Bastón y Juan Domínguez. Son pequeños detalles que forman el principal cambio del club y que se iguala así a otras entidades que funcionan a la perfección a la hora de ingresos publicitarios. No podía ser de otra manera que esto llegase de la mano de empresarios. Quienes temían porque el Depor se convirtiese en una empresa, aquí lo tienen. ¿Qué daño se causa organizando eventos que permitan potenciar la imagen de marca del club? Para los aficionados, una forma de acceder a su equipo. Para los jugadores, una forma de pasar el tiempo libre. Para los centros comerciales, una nueva manera de atraer público a sus establecimientos e incrementar sus ventas de manera indirecta. Y finalmente, para el Depor, una inyección económica notable que pasa a un segundo plano por tener más importancia la imagen corporativa.


Ya pueden dejar de temblar los que no quieren ver ni un ápice de cambio y se cierran en banda a aceptar a la nueva directiva. Hasta ahora, seguramente ha mejorado la imagen negativa de dictadura que se tenía y se empieza a adaptar la situación a la vida empresarial del sector deportivo, una nueva visión de entender lo secundario del fútbol. Porque ya que existe, al menos habrá que trabajarlo con cabeza. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario