sábado, 28 de junio de 2014

Un Mundial de broma para España

DXT, sábado 28 de junio 2014

Un Mundial de broma para España

Cómo poner el punto final, negativo, a una inesperada actuación en un Mundial de fútbol. Los mejores en explicarlo, por mala suerte para nosotros, son los componentes de la Selección Española. A pesar de que grandes selecciones como Italia o Inglaterra, de las que tampoco se esperaba una temprana eliminación, España ha sabido cómo acabar de la peor manera.

Escuchaba el otro día en un canal de televisión que se han ido de Brasil con un buen sabor de boca, ganando a Australia. Qué menos. Aunque algunos como Gerard Piqué, por ejemplo, tomaban el sol en el banquillo en vez de atender a su equipo, algo que expone un desinterés total a lo que pudiera pasar en el campo y por tanto, afectarle a él.

Por no hablar de Cesc Fábregas, más centrado en recortar los flecos de su fichaje por el Chelsea y de hablar de cómo será su nueva vida como pupilo de Mourinho, foto con su nueva equipación incluida, en lugar de centrarse en lo que tocaba: el Mundial. Yo desde luego, crearía algún tipo de normativa que limitase que estas cosas pudiesen tomar protagonismo mientras se disputan otras que se consideran si no más importantes, al menos sí prioritarias por ser de desarrollo inmediato.

Jordi Alba y su ejemplo de cómo tratar a un periodista de larga trayectoria en el deporte como Matallanas, de Diario As, amenazándole con un dulce “Te voy a arrancar la cabeza”. ¿Es manera esa de tratar a una persona que cumple con su trabajo? Ninguna derrota justifica la falta de respeto a los medios de comunicación que se desplazan para observarles de cerca. Ser protagonista no significa tratar con inferioridad a los que no lo son, al menos, de forma directa.

Temas aparte los entrenamientos “de broma” donde lo principal no era trabajar físico o crear nuevas tácticas para amoldar a un grupo que viene de trabajar nueve meses cada uno por su lado. Lo principal, ver cómo se entrena con unas Google Glass...

Por no hablar de la ruta de compromisos que más que beneficio de rendimiento deportivo lo dan económico. Un tour por diversos lugares que solo suma horas de jet lag, falta de horas de sueño, menos descanso y falta de concentración. Hacer caja sí, pero como si llegar a un Mundial recién terminada la Liga fuese poco para tener que añadir una pretemporada internacional.

El remate final, la llegada al aeropuerto de Barajas. Además de los medios de comunicación, cientos de aficionados esperaban en la puerta de llegadas horas antes de que el avión de La Roja tocase suelo español. Y ninguno de ellos fue capaz de dar la cara y salir a agradecer su espera. Es muy bonito recibir a los aficionados cuando has hecho bien tu trabajo y estás contento, pero también hay que saber dar la cara cuando se ha hecho mal y sobre todo, agradecer a quien a pesar de todo, apoya en los malos momentos.

En mi opinión, los jugadores no han sabido estar a la altura de las circunstancias. 

Es inevitable que ellos controlen cómo se harán los entrenamientos o para qué firma patrocinadora, o a dónde hay que viajar para cumplir los compromisos previos al Mundial. Pero al menos, equilibrar con las cosas que sí están en su mano. Evitar faltas de respeto y mostrar un interés por participar en un torneo que aunque para algunos sea un mero trámite de camino a las vacaciones de verano, había gente que de verdad sí esperaba algo más (y no lo digo por mí, que ahora me tacharán de oportunista por resaltar las cosas malas de este último mes de la Selección). Seis años de éxitos no se pueden cortar así sin más. Hay que aprender a ser protagonista en las buenas y en las malas. 

sábado, 21 de junio de 2014

Toda una vida

DXT, sábado 21 de junio 2014

Toda una vida

Con la temporada del equipo más que zanjada, el objetivo cumplido y el verano a la vuelta de la esquina, llegan las vacaciones al club de la Plaza de Pontevedra. Pero en el Deportivo, las vacaciones solo existen para los futbolistas y técnicos del primer equipo. Las categorías inferiores continúan a pleno rendimiento entre torneos de verano y cierres de curso. La secretaría técnica pasa revista a las posibles incorporaciones y permanece atenta a lo que hacen los demás para estar a la caza de posibles oportunidades, época de rebajas, ya se sabe. Y en los despachos, para contrastar un poco la etapa de transición pura y dura, con una temporada por delante “a estrenar” por Tino Fernández, un breve paréntesis: los homenajes de cada año a los socios.

Esta semana ha sido la elegida para mostrar el agradecimiento a algunos socios más longevos en las listas de pertenencia al club. Tal vez las reuniones sociales más emotivas del año. Socios de oro y socios de plata. Gente que lleva ‘toda una vida’ entregada al club y a sus colores, en las buenas y en las malas. Apoyo ininterrumpido durante cincuenta y veinticinco años respectivamente.

No se es más deportivista por llevar más años pagando un carnet de socio, ni por hacerlo año tras año independientemente de las dificultades que conlleve mantener este ‘ritual’. Pero como todo en la vida, lamentablemente, hay que demostrarlo por escrito. Personas que sin duda han estado inalterables en su entrega y afición por el equipo, su apoyo no es una moda que tiene su duración, sino que se alarga en el tiempo. No es cuestión de lucir carnet de socio sólo en épocas de Champions y de éxitos en Primera, sino de presumir más aún en las horas bajas del equipo. 

Un homenaje que el año pasado tuvo que ser suspendido por motivos económicos y que este año fue el primero a cargo de la nueva directiva. 

Once socios tendrán ya su carnet vitalicio y desde el pasado jueves, tienen también su insignia de oro, con la cual el club agradece su fidelidad desde su alta, en 1963.

Más numerosos son los que recibieron la de plata, celebrando sus veinticinco años de deportivista, concretamente desde 1988. Casualmente, justo los mismos que la presidencia de Augusto César Lendoiro.
Quizá algunos de estos socios de plata sean lendoiristas y de ahí sus veinticinco años, de ‘admiración’ al ya ex Presidente y no hacia el club. Y con esto, recalco que el Deportivo es un equipo, unos colores, una historia; resumiendo, un conjunto de valores y no la figura de un representante con el cargo más alto de la entidad como muchos quieren hacer creer y tanto les da crear enfrentamientos por ello.

Pero seguro que en su mayoría, lo que realmente toma valor es el orgullo de pertenencia a un club que creció poco a poco y que gracias al trabajo fue escribiendo un nombre en la historia del fútbol español.

De esos 381 socios que ya suman veinticinco años renovando su número de socio cada verano, no me quiero olvidar de felicitar a través de estas líneas a un gran amigo y compañero golfista de Deporte Campeón, David Mejuto, que forma parte de este selecto grupo de socios: Enhorabuena. 

sábado, 14 de junio de 2014

Brasil 2014: Lo negativo resalta

DXT, sábado 14 de junio 2014

Brasil 2014: lo negativo resalta

¿Está realmente Brasil en contra del Mundial que se está celebrando allí este mes de junio? En los últimos meses, no dejan de salir publicaciones, con imágenes incluidas, del revuelo que se está creando en Brasil a causa de la Copa del Mundo. La propia selección anfitriona incluso está escoltada por el ejército en vista de los riesgos que se esperan para jugadores y aficionados que estarán en el país sudamericano durante este evento. Y para calentar la semana antes del comienzo, apareció en escena Joana Havelange. Es la directora ejecutiva del Comité Organizador. La solución fácil para salir del paso ante las críticas fue que lo que había que robar ya estaba robado, y todo lo que había que gastar también estaba hecho. Y esto lo dice con toda tranquilidad sabiendo que su familia es investigada por casos de corrupción y de recibir pagos ilegales con los derechos televisivos del Mundial.

Lo que está claro que el Mundial de Brasil, como ya dije otras veces, es un negocio. Pero esta vez, más grave aún. En cualquier circunstancia sabemos que los patrocinadores buscan reforzar su imagen de marca y hacer caja con el merchandising propio de las Selecciones que patrocinan. Hasta ahí bien, nadie lo oculta. Pero lo que no se puede consentir es que busquen defender que el Mundial será para Brasil un ejemplo claro de responsabilidad social y de generar valor. A las empresas, públicas y privadas, se les pone una sonrisa de oreja a oreja cuando hablan de la responsabilidad social. Sí, eso que está tan de moda pero que pocos realmente aplican. Sobre todo a los altos cargos del Estado y de las empresas privadas que operan en el país. Los que más presumen de utilizar el deporte como vía de reinserción y de mejora son los que menos lo hacen. Aprovechan cualquier ocasión para, como siempre, buscar el propio enriquecimiento. ¿Y nos extraña que un país como Brasil, cuna del fútbol, se rebele contra esto? Desde los orígenes de este deporte a ahora, han visto como descaradamente se vende el Mundial como un gran telón para tapar las idas y venidas de capital que no se destina a su objetivo.

Lejos de los errores arquitectónicos y de seguridad por acelerar la construcción de las sedes y de la falta de organización previa que aún persistía a escasas horas del comienzo. Problemas de infraestructuras para los desplazamientos. Falta de capacidad en telecomunicaciones, sabiendo que las líneas móviles serán vitales para poder aportar éxito. Sumándole a esto las protestas, la criminalidad y todo lo que rodea a los problemas que se han hecho más grandes desde la Copa Confederaciones a ahora y las polémicas declaraciones de los dirigentes que han hecho saltar a la calle a más brasileños que reclaman sus derechos… ¿Qué podemos esperar de Brasil 2014? Es una mezcla entre foco de corrupción y un parque temático de Blatter, donde la FIFA ha decidido crear su propia atracción.

Y para rematar, una ceremonia inaugural que se estimaba como principal foco de los gastos generados y que lejos de ser espectacular como se afirmó que sería, fue más bien austera tirando a básica. Precedida de quejas y manifestaciones y sin grandes discursos ceremoniales para no agudizar dichas protestas. Continuado de un partido más que amañado para que la protagonista sin duda fuese la selección protagonista.


sábado, 7 de junio de 2014

El Depor se acerca a la gente

DXT, sábado 7 de junio 2014

El Depor se acerca a la gente

A medida que el Depor iba consiguiendo el objetivo hacia la Primera División, incrementaba con tanta o más rapidez la cercanía al público gracias a la multitud de actos publicitarios que se han ido desarrollando en las últimas semanas. Si los resultados deportivos funcionan bien, los demás irán paralelos y más ahora que el objetivo del ascenso está sellado y con nota.

Sin duda, y al menos en mi criterio, independientemente de los cambios estructurales y directivos, el mayor cambio que se está notando es el de un equipo mucho más cercano a la gente y a los aficionados. Una forma de sellar esa unión equipo – afición, de mostrar un lado más humano, porque antes que futbolistas, son personas normales, y precisamente eso prima sobre lo demás, eliminar las barreras que convierten a algunos deportistas en “inaccesibles” creando así una imagen negativa sobre ellos y sus clubes.

El “Depor de Lendoiro” contaba con una familiaridad de puertas para dentro, como siempre afirmaron los que lo vivieron, pero no siempre estaba tan expuesto a transmitir esa imagen de cercanía. Y más sabiendo que el ex presidente no delegaba en nadie y todo tenía que pasar por su supervisión. Tino, seguramente haya delegado estas funciones publicitarias y de ahí que por la distribución correcta del trabajo se esté alcanzando el éxito. Ahora, el marketing publicitario se está convirtiendo en un punto fuerte y que seguramente en un medio plazo empiece a incrementar los ingresos en caja.

Cabreiroá, El Corte Inglés, Novagalicia Banco, Estrella Galicia… todos quieren sumarse a contar con su parte de protagonismo. Las firmas en los centros comerciales e hipermercados ya no solo de la ciudad sino de las afueras, o incluso tener como empleados por unas horas en Burger King a Borja Bastón y Juan Domínguez. Son pequeños detalles que forman el principal cambio del club y que se iguala así a otras entidades que funcionan a la perfección a la hora de ingresos publicitarios. No podía ser de otra manera que esto llegase de la mano de empresarios. Quienes temían porque el Depor se convirtiese en una empresa, aquí lo tienen. ¿Qué daño se causa organizando eventos que permitan potenciar la imagen de marca del club? Para los aficionados, una forma de acceder a su equipo. Para los jugadores, una forma de pasar el tiempo libre. Para los centros comerciales, una nueva manera de atraer público a sus establecimientos e incrementar sus ventas de manera indirecta. Y finalmente, para el Depor, una inyección económica notable que pasa a un segundo plano por tener más importancia la imagen corporativa.


Ya pueden dejar de temblar los que no quieren ver ni un ápice de cambio y se cierran en banda a aceptar a la nueva directiva. Hasta ahora, seguramente ha mejorado la imagen negativa de dictadura que se tenía y se empieza a adaptar la situación a la vida empresarial del sector deportivo, una nueva visión de entender lo secundario del fútbol. Porque ya que existe, al menos habrá que trabajarlo con cabeza.