domingo, 27 de abril de 2014

Pasito a pasito

DXT, sábado 26 de abril 2014

Pasito a pasito

Si el Cholo Simeone defiende el “partido a partido” ya convertido en “final a final”, aquí no iba a ser menos la historia. Los escalones que quedan por subir son cada vez menos, pero sobre todo, cada vez más altos. O más bajos, según se miren.

Más altos porque el esfuerzo ahora tiene que rozar el doscientos por cien, no vale con estar al máximo, hay que superarlo. Y más altos porque la distancia con la que se mira hacia abajo para observar a los rivales, es algo mayor. Pero precisamente como la cosa va de alturas, es mejor no distraerse mirando para atrás, por aquello de no perder el equilibrio y alcanzar la caída. Lo más difícil ya está hecho: conseguir depender de uno mismo. Y qué más da lo que hagan los demás. Ya habrá tiempo de conocer su trayectoria el año que viene, cuando se haga el repaso oficial de los equipos de la Primera División, o a final de año cuando ya desde el puesto seguro al ascenso conozcamos quién es el compañero para la subida. Y cómo no, aprovechar para disfrutar un poco más de la Liga más igualada de Europa, y sobre todo, la más intensa. Sin especulaciones de rendimientos en estrellas mediáticas, sin dejar a un lado la lucha por la Liga para centrarse en una UEFA Champions League o una Europa League cada vez más rodeada de polémica que de fútbol. Sin pararnos a pensar si hay que responder en inglés, en portugués o en catalán, porque el único idioma que vale es el que se explica con un balón en los pies y a la hora del partido. Son los pequeños placeres de la Liga Adelante, que cada vez queda más lejos y que ya tendremos tiempo de “echar de menos”.


Pasito a pasito y jornada a jornada. Sólo importa eso de aquí a junio. Y de dar con la puerta en las narices a todo aquel que daba por desaparecido el fútbol de élite en Coruña y que ahora mismo se tira de los pelos viendo que no solo sigue existiendo el club, sino que está consiguiendo los objetivos sin ser precisamente ayudado por terceros. Porque las cosas malas sirven para callar, pensar y seguir trabajando, ya habrá tiempo para hablar con los resultados en la mano. Lo que no te mata, te hace más fuerte. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario