domingo, 27 de abril de 2014

Pasito a pasito

DXT, sábado 26 de abril 2014

Pasito a pasito

Si el Cholo Simeone defiende el “partido a partido” ya convertido en “final a final”, aquí no iba a ser menos la historia. Los escalones que quedan por subir son cada vez menos, pero sobre todo, cada vez más altos. O más bajos, según se miren.

Más altos porque el esfuerzo ahora tiene que rozar el doscientos por cien, no vale con estar al máximo, hay que superarlo. Y más altos porque la distancia con la que se mira hacia abajo para observar a los rivales, es algo mayor. Pero precisamente como la cosa va de alturas, es mejor no distraerse mirando para atrás, por aquello de no perder el equilibrio y alcanzar la caída. Lo más difícil ya está hecho: conseguir depender de uno mismo. Y qué más da lo que hagan los demás. Ya habrá tiempo de conocer su trayectoria el año que viene, cuando se haga el repaso oficial de los equipos de la Primera División, o a final de año cuando ya desde el puesto seguro al ascenso conozcamos quién es el compañero para la subida. Y cómo no, aprovechar para disfrutar un poco más de la Liga más igualada de Europa, y sobre todo, la más intensa. Sin especulaciones de rendimientos en estrellas mediáticas, sin dejar a un lado la lucha por la Liga para centrarse en una UEFA Champions League o una Europa League cada vez más rodeada de polémica que de fútbol. Sin pararnos a pensar si hay que responder en inglés, en portugués o en catalán, porque el único idioma que vale es el que se explica con un balón en los pies y a la hora del partido. Son los pequeños placeres de la Liga Adelante, que cada vez queda más lejos y que ya tendremos tiempo de “echar de menos”.


Pasito a pasito y jornada a jornada. Sólo importa eso de aquí a junio. Y de dar con la puerta en las narices a todo aquel que daba por desaparecido el fútbol de élite en Coruña y que ahora mismo se tira de los pelos viendo que no solo sigue existiendo el club, sino que está consiguiendo los objetivos sin ser precisamente ayudado por terceros. Porque las cosas malas sirven para callar, pensar y seguir trabajando, ya habrá tiempo para hablar con los resultados en la mano. Lo que no te mata, te hace más fuerte. 

sábado, 12 de abril de 2014

Cualquier motivo es apto para quejas

DXT, sábado 12 de abril 2014

Cualquier motivo es apto para quejas

Lo de las ruedas de prensa en el Deportivo es una especie de situación contradictoria. Se piden, se exigen y cuando la hay… nadie está conforme. ¿Cuál era el resultado que se pretendía? ¿Dar la noticia de que la deuda es inexistente y que todo este tiempo de silencio ha servido para reducirla?

Si el Consejo de Administración no habla ni dice nada en varias semanas sobre los temas relacionados con Hacienda, es malo. Pero si lo hace, es peor. ¿Cuál es el punto intermedio?

La cuestión principal es que, en general, estamos mal acostumbrados a la recepción de información de manera lógica. Lejos de hablar a ratos y de vacío, por el simple hecho de comentar porque sí en cada ocasión que haya de exponerse al público, Tino Fernández optó por convocar una rueda de prensa en la mañana de ayer para exponer la situación actual de los temas prioritarios del club: la deuda y los acuerdos. Y nadie parece estar conforme con esto.

Cualquier gestor de una entidad, sea la que sea, sigue este procedimiento para tratar la información. Nada de hablar en actos no oficiales, ni en cruces de pasillos donde no están presentes todos los medios interesados o donde no sea ese el tema principal. Tino es un hombre de negocios que sabe cómo tratar la exposición de datos y más cuando se trata de temas económicos, que siempre requieren un trato más delicado. Haya quejas o no, esa es la forma correcta, la que siguen la mayoría de clubes que hacen las cosas como hay que hacerlas, con orden y coherencia. Hablar sin tener nada nuevo que decir o para decir cosas a medias, resulta más problemático que permanecer callado mientras se trabaja en buscar una solución. No hablar no tiene que significar no hacer nada.


Pero siempre hay algo que no está a gusto de todos. Y mucha es la gente que habla de Hacienda como si fuese llegar, firmar y que la deuda desapareciese en cuestión de días o de horas. El proceso es complejo y largo y es muy fácil hablar sin haber visto las cuentas de años anteriores de manera detallada. No echar un ojo por encima, sino sentarse a leerlas con detenimiento y ver las incoherencias que se presentaron en ellas, como por ejemplo la cantidad ingente de material de oficina que figuraba y que indudablemente era una forma de tapar otros gastos. Unas cuentas que si de cara al público no eran viables, en su análisis interno y confidencial seguramente lo serían menos. 

sábado, 5 de abril de 2014

Motivación para la cantera

DXT, sábado 5 de abril 2014

Motivación para la cantera

Domingo treinta de marzo. Una fecha primaveral, pero la verdad es que el día era más propio de un temporal de pleno invierno que de casi el mes de abril. El Fabril jugaba en Negreira otra jornada más de la tercera división gallega, donde además, los locales se jugaban poder levantar la cabeza un poco para seguir pensando en la posibilidad de la permanencia. Poco antes de empezar el partido cual fue la sorpresa de que el asiento de al lado, vacío como tantos otros a causa de la horrible tarde que estaba, fuese ocupado por Fernando Vázquez y dos amigos. Algo habitual tratándose de un entrenador que como tantos otros, va a ojear un poco a las categorías inferiores del equipo que entrena. En la época de José Mourinho en el Real Madrid, no era extraño verle en la ciudad deportiva de Valdebebas, o lo mismo que ver a Pep Guardiola en el Mini Estadi cuando estaba a cargo del Fútbol Club Barcelona.

Pero sí es positivo ver cómo un entrenador no solo va a los partidos en casa y a pesar de estar un día más propio de quedarse en casa envuelto en tres mil mantas y con la calefacción a tope, te desplazas a ver cómo se mueven los chicos del filial fuera de casa. Fuera de su entorno, lejos de su gente y sin la “presión” de gente del club que no quita ojo de sus actuaciones cuando juegan en Abegondo. No es lo mismo la facilidad de adaptación fuera que dentro. De ahí la importancia de ver cómo una persona se desenvuelve en diferentes escenarios para poder valorar de la manera más realista posible su rendimiento.


Los últimos meses están siendo vitales para los canteranos del club. La situación económica, el nivel deportivo, la confianza del entrenador y la metodología de trabajo que se implantó en la cantera hace unos años comienza a reflejarse en Riazor. Fin a una etapa de emigración donde la formación tocaba techo en el momento de dar el salto al primer equipo. La mentalidad de que era imposible cruzar esa barrera está más que superada, y prueba de ello ver cómo el responsable principal de elegir quién da o no da el paso no solo mira en casa, sino fuera, para que todas las perspectivas cuenten. La cercanía de la gente del club es vital para creer en las oportunidades y poder motivarse en el día a día.