sábado, 29 de marzo de 2014

El ligamento cruzado: la lesión maldita y la lesión de moda

DXT, sábado 29 de marzo 2014

El ligamento cruzado: la lesión maldita y la lesión de moda

Si hasta hace unos años era habitual escuchar hablar de roturas de menisco, ahora parece que el ligamento cruzado ha ocupado el puesto. La rotura total o parcial del ligamento de la rodilla parece que se ha convertido en un protagonista no deseado en los partidos. La causa, desconocida, ya que las mismas posibilidades había antes que ahora: mal estado del campo, caídas no controladas, colisiones, influencias en la mala sujeción del calzado… miles de hipótesis y ninguna certeza.

Y en los últimos días, Real Madrid y Barcelona, como no podía ser de otra manera, saltan al escenario de noticias de actualidad. Primero Jesé Rodríguez. No quiero ser mala, pero ya dije que el karma hace dar y hace recibir… El chico se lanzó al vacío viendo sus éxitos inmediatos, hablando de un futuro en la Selección a corto plazo, de aspirar al Balón de Oro en los próximos años… y rotura de ligamento cruzado tras una caída en una acción con el rival del Shalke 04 Sead Kolasinac.

Esta misma semana y ante el Celta de Vigo y también a los pocos minutos de partido, era Víctor Valdés quien daba el susto. Y efectivamente, una grave lesión que además, hace que cause baja segura para el Mundial de Brasil este verano, lo que abre otro debate: ¿quién va a sustituirle?

Pero los grandes, como para todo, no tienen problema. Ambos tardaron poco en ponerse en contacto con el cirujano del momento, que parece que hará caja como este ritmo de lesiones siga igual. El doctor Ulrich Boenisch es considerado una eminencia en este tipo de operaciones. Prueba de ello que jugadores de nivel, como Khedira o Schweninsteiger, y muchos más, sobre todo alemanes han pasado por su mesa de operaciones en la clínica de Augsburgo. Un gran cirujano y todos los medios del mundo, independientemente de su coste, disponibles para que la recuperación se haga lo más llevadera posible.


El afán de superación y las ganas de completar con éxito una rehabilitación larga (hasta seis meses) y complicada, porque los resultados no son inmediatos, llega en casos de menor impacto mediático. Y aquí, por desgracia, tenemos para elegir. Diogo Salomao no pudo disfrutar de su segunda etapa en el Depor con toda la tranquilidad que hubiese deseado. Una baja que se notará en lo que resta de temporada y una recuperación que ya va marcando fases. Pero un caso más llamativo es el de los delanteros salidos de la cantera deportivista: Álvaro Lemos, Luis Fernández y el último en pasar por este mal momento, Álex Pérez, operado esta misma semana. Estos chicos retroceden un nivel de ‘valor’ de cara al público para centrarse en una recuperación difícil, solitaria y sobre todo dura, con ganas de abandonar y tirar la toalla. 

Al compatibilizar el fútbol con otras cosas como estudios, las horas que de manera habitual invierten en su trabajo con el equipo no llegan a nada. Sacan tiempo de donde sea: días libres, horas muertas, vacaciones… No hay pausa en la recuperación. Y no solo su tiempo, sino también el de fisioterapeutas y readaptadores. 

Aquí me viene a la cabeza todo el trabajo del fútbol base: médicos y fisios buscan dar el alta médica para pasar a la fase de readaptación, con Nando, el readaptador de los jugadores de la cantera, que día sí día también los tiene en el gimnasio trabajando a tope para saltar cuanto antes a los terrenos de juego. Una sinergia perfecta entre jugador y personal del club. No es su lesión pero su implicación en recuperarla es máxima y no dudan en dejar de lado sus ocupaciones por trabajar con ellos para ayudarles en su recuperación. Un trabajo difícil y que, por el simple hecho de no ser una “estrella mediática” pasa a un segundo plano y se ejecuta en el más profundo de los silencios. De repente, apareció recuperado. Pero, ¿cuántas horas de trabajo y de esfuerzo llevan detrás? 

sábado, 22 de marzo de 2014

Cita a ciegas

DXT, sábado 22 de marzo 2014

Cita a ciegas

Uno de los puntos clave para preparar un partido es analizar y estudiar minuciosamente cómo juega el rival. Cada entrenador suele tener una forma particular de trabajar, que aunque le pueda dar totalmente la vuelta al juego, siempre mantiene una esencia. Dicen los expertos que una vez conoces la base que este expone a sus jugadores, tienes una gran parte del trabajo hecha. Del trabajo de análisis, claro. No del trabajo propio del entrenamiento particular. Pues parece que la que es la liga más igualada de Europa quiere romper estas facilidades. Son ya varios los entrenadores que se han ido, o mejor dicho, que los han echado, en lo que va de Liga. Siete meses, diez entrenadores. Una proporción desmesurada. Influirá la presión propia de una competición profesional, de una liga tan reñida que da la vuelta en cuestión de horas, de unos problemas económicos que a la mayoría de los equipos están afectando… la causa que sea. Pero no es habitual que esto fluya a razón de una salida cada tres o cuatro semanas. Y alguien tiene que romper el hielo cada vez que esto pasa…

El Depor viaja a Zaragoza ‘a ciegas’. Paco Herrera fue el décimo entrenador en abandonar un equipo de esta categoría. Así que además de la novedad en el banquillo, hay que sumar en contra una fisura entre la afición y el equipo, que se venía arrastrando tiempo atrás. El Zaragoza, junto con el Deportivo, el Mallorca y el Sporting eran los claros favoritos para los puestos de ascenso directo, pero el descuelgue de esta posibilidad ha sido rápido. La cuerda se tensa, rompe… y cuando se anuda por la parte rasgada, siempre es más propensa a volver a romper.

Por suerte o por desgracia, el estreno del nuevo técnico de la capital maña será en su casa y ante el Depor. Víctor Muñoz no es desconocido en los banquillos españoles, incluso ya se ha sentado años atrás en La Romareda, antes de su periplo por otros países europeos. Una idea, sí. Pero confusa, muy confusa. Aún siendo la plantilla exacta, sin grandes ausencias y sin mucho en juego para ellos, ya que se han alejado bastante de los puestos de play off, pero de repente, todo el trabajo que se había adelantado, ha quedado en una hoja en blanco, con un boceto muy pobre de lo que se pueden encontrar en Aragón.


Un equipo conocido, un entrenador conocido y unos jugadores conocidos. Todo esto, por separado y en distintas condiciones, mezclado y a la espera de probar… Algo que no beneficia en absoluto. 

domingo, 16 de marzo de 2014

Brasil 2014: El negocio

DXT, sábado 16 de marzo 2014

Brasil 2014: El negocio

Ya llevamos meses oyendo quienes serán los patrocinadores del Mundial de Brasil que se celebrará este verano. Pero ahora, que se acerca la fecha y que parece que con el buen tiempo todos estamos más receptivos, los actos promocionales con sus respectivos embajadores para captar más audiencia entre ellos comienzan a ser frecuentes. Iker Casillas, Neymar, Beckham, Del Piero, Messi… cada país tiene su pequeña joya que aunque no rinda a nivel deportivo o incluso su vida futbolística haya quedado rematada, sale a escena cada vez que hay que hacer caja, porque vende y porque quieren vender.

Para Brasil es una gran oportunidad no solo para estabilizarse en el panorama mundial, si no que también los empresarios nacionales buscan hacer negocio y sobre todo, mantenerlo en el tiempo. Promocionarse a nivel mundial gracias a una competición deportiva de estas características es una oportunidad que pasa una vez y no es planteable su rechazo.

Un tema con mucho trasfondo más allá del fútbol. Brasil no es solo paraíso de turismo que ahora se unirá al del fútbol, aunque todavía tengo en la cabeza las retransmisiones de la Copa Confederaciones, donde Sara Carbonero, por ejemplo, informaba con un bonito mar cristalino y una playa semi paradisíaca detrás. Envidia. Y nosotros aquí, trabajando como el resto de los mortales mientras otros hacen sus descansos laborales en las aguas del océano.

La FIFA se frota las manos pensando en los ingresos que esto va a llevar a sus cuentas. Se calculan alrededor de unos 3.400 millones de dólares gracias a más de una veintena de marcas que ven ahí su tirón. Sumemos a esto otros beneficios de derechos de retransmisión, imagen corporativa… Y para eso tiene una estrategia bien estructurada en tres niveles, como bien explicaron: socios FIFA (Adidas, Coca Cola, Hyundai, Emirates, Sony y Visa), patrocinadores (Budweiser, McDonalds, Continental…) y promotores nacionales (ApexBrasil, Liberty Seguros, Football for Hope…). Así es que algunas marcas se “pegan” entre ellas por conseguir ser uno de los patrocinadores oficiales: marketing exclusivo, difusión en los medios, asociación de marca…

Coca Cola y Nike, por supuesto, las marcas por excelencia a nivel de patrocinio individual. Derechos de imagen de las diferentes selecciones participantes y con distintos baremos económicos según sus resultados. Adidas, Puma, Gillete, Samsung… son los que siguen el ranking de marcas que invierten en deporte. Una gran inversión con una gran expectativa.


Tras los Juegos Olímpicos, el Mundial de Fútbol es el evento deportivo por excelencia. Una cantidad inmensa de beneficio neto, que al menos mi cabeza no llega a procesar con tanto ‘cero’ por medio. La pena es que se convierte, como todo, en un negocio. Puro negocio que deja a un lado la esencia. El fútbol. No había nacido para comprobarlo, pero información tenemos de sobra para poder comparar la ilusión del Mundial de España 82 con los Mundiales del siglo XXI. ¿Dónde está el juego? 

sábado, 8 de marzo de 2014

Pablo Insua, ¿apto para la Sub21?

DXT, sábado 8 de marzo 2014

Pablo Insua, ¿apto para la Sub 21?

El listón sube y la media de edad baja. Es así como funciona en estos últimos meses la selección española. Algo de relación tendrá que cada vez es más profesional el trabajo que se hace con los jugadores, ya desde que comienzan a alcanzar la madurez y esta puede aplicarse al fútbol: trabajos de prevención de lesiones, mejora de carencias óseas y musculares, trabajo psicológico y otros factores que no se ciñen solamente al entrenamiento puro y duro. Todo esto que cada vez está implantado más a fondo en los métodos de trabajo se ve que está repercutiendo positivamente en la llegada de los jugadores a la selección absoluta, que cada vez son más jóvenes.


Jugadores como Javi Martínez, César Azpilicueta (ambos de la cantera osasunista) Jordi Alba, Juan Mata, De Gea, Marc Bartra… entraban en los planes de La Roja aún en edad Sub 21, y ahora ya superada la franja de edad, algunos de ellos son pilares fundamentales del equipo actual. Otros como Alberto Moreno, Íñigo Martínez, Montoya, Thiago Alcántara, Muniain, Isco… sí mantienen a día de hoy la opción de ir con el segundo “nivel” de la Selección, pero sin embargo Vicente del Bosque no les quita el ojo de encima, libreta en mano y Mundial a la vista. Pero lo cierto es que esa etapa que abarca desde el 90 hasta el 94, más o menos, ha dejado y está dejando muy buen sabor de boca en cuanto a jugadores. Qué mala suerte que tu año de nacimiento deje overbooking para elegir jugadores que representen los colores de España. 

En el Depor también existen jugadores en esta edad, que como Insua, no han pasado desapercibidos a los ojos de los seleccionadores nacionales. Pablo Insua, generación del 93, es a día de hoy uno de los jugadores más destacados de la plantilla. A su edad lo lógico sería estar espabilando en el filial o en algún Segunda B bajo una cesión, pero lejos de eso, es fundamental para Fernando Vázquez. Como todos, aprendió de sus errores y ahora se mantiene en una línea de trabajo sólida y regular cada fin de semana. Como es obvio, su rendimiento no pasa por alto y ya ha participado en las concentraciones de la selección sub21. Pero cierto es que sobre todo la línea de defensa es una de las más saturadas en esta categoría. Dani Carvajal, Manquillo, Bernat… son jugadores asentados en la Liga BBVA y que sin embargo se rebajan un nivel para jugar en el combinado nacional. 

Un nivel muy elevado para un conjunto de las categorías inferiores, al que estando en Segunda parece difícil llegar por tener que llevarse por delante a los que juegan en Primera. Y no es que la Liga Adelante sea mala, porque realmente es superior a la máxima categoría que en otros países. Lo cierto es que en el caso de Insua, esto seriamente le perjudica, puesto que tiene una valía igual o superior a algunos de los que han sido convocados para el último encuentro, esta misma semana. ¿Debe influir la categoría donde se juegue (siendo esta profesional igualmente) a la hora de realizar una convocatoria? 

sábado, 1 de marzo de 2014

Coprotagonistas

DXT, sábado 1 de marzo 2014

Coprotagonistas

Los penaltis no solo son a veces enemigos en el fútbol. Cuántas ocasiones determinantes nos vienen a la cabeza, por victoria o por derrota, cuando la pena máxima en un campo de fútbol cambia por completo la suerte de uno, o ambos, equipos. Pero en el hockey también tienen un papel determinante. Pueden ser protagonistas de triunfos o de decepciones, como esta semana pasó en la Copa del Rey, que enfrentó en cuartos de final al Vendrell y al Liceo.

Aunque en España, por regla, el deporte rey es el fútbol, el Deportivo no es el único equipo que identifica a los coruñeses. Sin olvidarnos del Basquet Coruña, que también tiene un gran apoyo por parte de la gente y de las instituciones, y está haciendo un buen trabajo; la tradición del hockey patines como deporte coprotagonista con el fútbol viene de años atrás. Por esto es que el Liceo es tanto como el Depor, el equipo de la ciudad, que inevitablemente pasa a veces a un segundo plano, pero sus derrotas nos afectan a todos.
Si casi siempre mis líneas son acerca del Depor, de noticias relacionadas, o de temas que envuelven el entorno directo del fútbol, creo que hoy es día de cambiar. Que sea menos mediático no quiere decir que no importe, pero una derrota como esta es totalmente inmerecida, sobre todo cuando se ha trabajado a conciencia para alcanzar el máximo nivel, en este y en todos los partidos.

El partido comenzó con una ventaja en el marcador que daba un mínimo margen, pero que se fue torciendo hasta igualar a ambos equipos. La suerte en los lanzamientos decisivos se quedó del lado que no queríamos. Si en el tiempo reglamentario el entrenamiento,  la técnica y el trabajo son factores decisivos, los penaltis cuentan también con el factor más inestable: la suerte… Una suerte que no identifica al trabajo constante que un equipo realiza durante toda la temporada y que se refleja más en competiciones de regularidad, como la Liga. Borrón y cuenta nueva y a comenzar el lunes con todo el optimismo que se pueda, porque una franja corta de tiempo donde los tiros directos a portería no son sinónimos de toda la capacidad de éxito que tiene este equipo.