sábado, 18 de enero de 2014

El mejor once

El mejor once

Es más que evidente que considerar algo como “mejor” y más cuando se trata de un estilo de juego como es este caso, el resultado se vuelve muy subjetivo.

La percepción propia de cada uno no tiene porqué ser el ideal de todos los demás. Pero cuando se trata de los jugadores más destacados de una competición, pues no se irá tan desencaminado. Escoger solamente once de tantos componentes de esta Liga es más difícil de lo que parece, pero sea quien sea el que lo elija, los candidatos siempre son los mismos, aunque varíen los elegidos.

Germán Lux, Yuri, Pablo Insua, Caneda, Julio Álvarez, Arana, Juan Domínguez, Carlos Pita, Scepovic, Ayoze y Viguera. Ese es, según la página oficial de la Liga de Fútbol Profesional, el mejor once de la Liga Adelante en la primera vuelta que acabamos de terminar.

Resultados y estadísticas en mano, los redactores de esta entidad han tenido muy en cuenta a los que forman los equipos gallegos. Cuatro (tres del Deportivo y uno del CD Lugo) de once es una proporción muy favorable.

Pablo Insua se ha afianzado en la zaga y sus actuaciones son siempre destacables, de ahí que no salga de la lista de posibles en la agenda del seleccionador nacional en su categoría.

Pero el que más llama la atención según los datos arrojados por la LFP es Juan Domínguez. Titularidad indiscutible y más del ochenta por ciento de eficiencia cuando se trata de colocar el balón entre sus compañeros.

Salta a la vista que tener algún representante deportivista en la delantera era algo bastante complicado. Los elegidos como “titulares” en esta alineación se han ganado el puesto por méritos propios. Nunca se ha ocultado que es seguramente uno de los puntos más importantes para reforzar. Con Luis (según mi opinión, inexplicablemente) casi siempre en el banquillo y con poco tiempo para demostrar su valía, ni Arizmendi ni Borja consiguen alcanzar lo que se espera de ellos.


Pero nada, que nos quedaremos con las ganas y habrá que tirar con lo que hay. No entiendo la necesidad de prorrogar la titularidad de un consejo de administración cuando estamos en fechas críticas, tal como es el mes de enero, dejando un margen de menos de diez días al nuevo presidente para poder coser los rotos que han ido desgastando el modelo actual. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario