domingo, 22 de diciembre de 2013

Nuevas vacaciones

DXT, sábado 21 de diciembre 2013

Nuevas vacaciones

Entre juntas de accionistas, últimos partidos del año y promociones de campañas electorales, las vacaciones de Navidad han llegado en un abrir y cerrar de ojos. No sé si para todos, pero a algunos nos ha pasado el tiempo volando.  

Eso sí, vacaciones en algunos casos: competiciones deportivas, por ejemplo, pero lo principal, y las más extensas, las de los colegios. Creo que los más pequeños son los que más valoran las vacaciones. Y más estas, llenas de regalos y sorpresas. Los que tengan hijos, en algunos casos, pensarán que porqué no duran un poquito más las clases, sobre todo si son padres trabajadores y esto les supone un desajuste de la rutina diaria en casa.

En mi caso, lo veo desde fuera. Tengo un sobrinito de tres años, un terremoto que no para y que desde ayer ya está de vacaciones de Navidad en el cole. Hasta después de Reyes a cargo de papá y mamá. Él está feliz de disfrutar de sus regalos y de todos los juguetes nuevos, pero en el fondo, se acaban aburriendo. Demasiado tiempo para los niños que están acostumbrados a no parar en todo el día. Los campus deportivos son el complemento perfecto para ambos: padres y niños. Los padres pueden mantener su ritmo habitual mientras que los niños siguen con el suyo: divertirse, jugar y aprender. El caso es que desde mi punto de vista, o cada vez hay menos actividades deportivas para niños o estas son promocionadas en menor medida. Las que hay apenas duran un par de días, con horarios complejos y edades muy limitadas.
Ya no veo niños jugar al fútbol en la calle. Ni al baloncesto. Eliminados completamente juegos de niñas como saltar a la cuerda o a la goma elástica. La natación por ejemplo parece que está de moda entre los bebés, que desde que tienen meses van a la piscina con sus padres. Pero no deja de ser un deporte que no fomenta los valores de jugar en equipo. Es evidente que sí hay casos, pero, en comparación a lo que yo recuerdo de cuando era pequeña, son situaciones muy diferentes.

Y vuelvo a lo anterior. Antes, en vacaciones había cientos de programas deportivos para niños desde bien pequeños, con una variedad inmensa de deportes, aunque no fuese para jugar de manera profesional, conocerlo, saber de su existencia. Ahora es habitual que lleguen las épocas no lectivas y ver campeonatos de fútbol… pero en los centros comerciales bajo el patrocinio de Play Station, FIFA, ProEvolution… o similares.


El deporte infantil ha pasado de la calle y las zonas recreativas al aire libre al sofá de casa o las plantas de juguetes de los grandes almacenes.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario