sábado, 14 de diciembre de 2013

La sombra de las elecciones

DXT, sábado 14 de diciembre 2013

La sombra de las elecciones

Las elecciones se están convirtiendo en un tema tenso y cada vez más delicado en Coruña. La magnitud que están tomando y el cruce de acusaciones entre defensores y detractores de unos y otros se eleva a unos límites que jamás hubiéramos pensado. 

El tema real, es decir, el club y su gestión se deja a un lado y pasa a primar cómo fortalecerse a base de desprestigiar a los demás. Está claro que la puja principal por alcanzar la presidencia está entre Tino Fernández y Lendoiro. Ni Germán Rodríguez Conchado ni Manuel López Cascallar están consiguiendo ese “protagonismo” que puede llevar a los accionistas simplemente a leer su candidatura. Pero bueno, aquí no importan los sujetos, sino las acciones. En términos generales y sin ánimo de posicionamiento hacia un lado u otro. 

Por eso, como si de las elecciones a la presidencia de Estados Unidos se tratase, la tensión se respira en cada nota de actualidad que buscamos. Accionistas que vuelven locos buscando cómo sacar rentabilidad a su derecho a voto. Deportivistas que se separan en bandos apoyando a uno de los candidatos y desprestigiando y atacando reiteradamente al rival. Amigos que discuten por el simple hecho de no compartir opinión en cuanto a futuro presidente y que superan los niveles de opinión para llegar a la imposición y autoconvencimiento. Periodistas e informadores que se venden entre ellos y a sí mismos por estar al sol que más calienta y sin importar la parte moral de sus malas acciones. Un proceso electoral sin juego limpio. 

Entrar en las redes sociales es como tirarse a un nido de víboras. Tener la suerte de leer una noticia de manera objetiva es casi un milagro, pues cuesta deducir que el hecho del que se habla es el mismo si tenemos en cuenta la disparidad de versiones que se publican, según para qué lado se interese sacar partido. Eso sí, comentar ya pasa a un nivel de exposición a ser atacado verbalmente por toda esa gente que no piensa lo mismo. No existe eso de libertad de expresión. 

Pero lo que sin duda es una parte importante y que muchas personas dejan en la sombra son los trabajadores del club y todas las personas vinculadas a él de manera directa o indirectamente. El Deportivo no se forma solo por su Presidente y sus consejeros, y por los futbolistas y entrenadores del primer equipo. Detrás de todo eso, hay un trabajo que se construye día a día. Entrenadores de fútbol base, coordinadores, utilleros, fisioterapeutas, médicos, preparadores físicos… Este enorme grupo junto con los jugadores que van desde los benjamines a los futbolistas del filial son una parte que no se ve, pero que existe. Y que nadie tiene en cuenta a la hora de pensar que no es sano vivir con la incertidumbre de saber qué va a pasar con tu puesto de trabajo o qué sucederá con el proyecto que estás desarrollando junto a un equipo de niños de nueve años que entrenan día a día con la ilusión de ganar ajenos a cualquier “pelea” de mandatarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario