sábado, 23 de noviembre de 2013

El fútbol y la crisis

DXT, sábado 23 de noviembre 2013

El fútbol y la crisis

A diferencia de lo que piensan los señores políticos, que desde su cómodo despacho al cual acceden en vehículo del Estado y donde se toman infinidad de cafés y desayunos que pagamos todos los españoles, el deporte, y en especial el fútbol, no es el causante de la profunda crisis económica en la que estamos metidos.  ¿Y estos individuos pretenden reducir gastos de los programas de deporte infantil o de las dificultades que ponen para dar continuidad a medios deportivos y equipos profesionales o aficionados?
Cierto es, y no lo vamos a negar, que las deudas (y no me refiero solo a la del Deportivo) de los clubes a Hacienda son muy elevadas, razón de peso por la que se exija una garantía de pago. Pero desde luego, esto no es el motivo central del bache. A alguien hay que culpar, por supuesto. Pero no puede ser que miles de españoles “pierdan” el dinero en alguno que desde Moncloa consideran como un añadido prescindible.
Hagamos recortes. ¿Por dónde empezamos? Pues tal vez se pueda utilizar menos el coche, se prescinda de ir de compras de manera habitual, se espacien más las sesiones de cine, se reduzcan los gastos en viajes o el área geográfica de los mismos… ¿y el abono de la temporada? Eso ni se plantea.
Ya comenté en alguna ocasión la importancia de ingresos del turismo deportivo, ya sea para ir a algún evento o practicar algún deporte. No solo la final de la Champions o el Master de tenis son los que mueven el dinero. Mucha, muchísima gente viajará entre hoy y mañana a Ponferrada. ¿A causa de qué? El fútbol, el Depor. Da igual el frío que pueda hacer, o tener que trabajar el lunes tras volver de viaje. Momento de desconexión que en caso de victoria, te garantiza pasar el resto del día con una sonrisa. Momentos en los que dejas a un lado el estrés diario o las preocupaciones. Madrugones que no son molestos si son para ver las carreras de motos o fórmula 1.

Imprescindible. Se configura como sea pero siempre hay recursos materiales, temporales y económicos para disfrutar de un partido, una carrera o ir con los amigos a jugar un partido de pádel. Que no nos lo quiten. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario