sábado, 16 de noviembre de 2013

¿A qué juega el Mallorca?

DXT, sábado 16 de noviembre 2013

¿A qué juega el Mallorca?

Llega el turno de visita para uno de los rivales más “extraños” que nos podemos encontrar en la Liga Adelante. El Mallorca parece que no acaba de identificarse con ningún estilo de juego. En trece partidos ha demostrado una temporada llena de irregularidades, además de ser el equipo más amonestado. Primer equipo con más colección de tarjetas amarillas (55) y segundo con tarjetas rojas, solo superado por el Hércules.

José Luis Oltra no tendrá mañana que llegar a la que fue su casa solo en guerra -declarada abiertamente tras sus declaraciones- con el presidente del Depor, sino que también va a tener que preocuparse de reestructurar un equipo del que se le han caído sus puntos de apoyo.

Vamos, que aquí o todo o nada. Los rumores de destitución le acompañaron casi desde principio de temporada, ligados a cada partido con resultado negativo. Si ya es difícil mantenerse al margen de eso para poder trabajar de la mejor manera, cuánto más se complica si te quitan los recursos para conseguir los objetivos.

Primera baja: Emilio Nsue, titular indiscutible en el Mallorca desde que volvió a la isla tras su paso por la Real Sociedad. Ha disputado todos los minutos de Liga disputados hasta ahora. Dudó de quedarse o concentrarse con la Selección de Guinea Ecuatorial para jugar contra España. A pesar de la delicada situación de Liga y de conseguir solo un punto ante la Ponferradina, el peso del compromiso internacional fue superior.

Segunda baja: Martí. La aportación de solidez y veteranía al equipo mallorquín se queda en casa.  Más protagonismo para Thomas, jugador que ha aportado mucho al equipo, pero tan protagonista por su juego como por sus acciones. Es uno de los jugadores más amonestados de la Liga, por detrás de Culio.

Dudosa baja: Geijo. Dudoso. Riazor no pudo verle jugar con la camiseta blanquiazul y parece que esta vez tampoco va a vestir la contraria. Otro desajuste para Oltra.

Inestable, irregular… Adjetivos que no encajan con un equipo que debería ser claro candidato al ascenso. Si el gol no llega pronto, los nervios les hacen perder el dominio del partido. Puede que el Depor no esté realizando unas goleadas espectaculares, pero se contrapone a la situación del rival con un ritmo más o menos estable.


No quisieran muchos estar en el puesto de Oltra. Pobre. Suma uno, dos, tres… todo contratiempos. Y todos a la vez. Y no está guiando de mala manera al equipo. Le deseo toda la suerte del mundo, no trabaja mal, no se merece tanta tensión en su trabajo. Eso sí, a partir de la próxima jornada.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario