jueves, 31 de octubre de 2013

Los entrenamientos paralelos

DXT, sábado 19 de octubre 2013

Los entrenamientos paralelos

¿Qué relación tiene el entrenamiento mental en el deporte de élite?

Cuando la Liga Adelante se encuentra más igualada que nunca a partir del segundo puesto y hasta llegar a la segunda parte de la tabla, los objetivos se acortan tras las eliminaciones de la Copa del Rey. Ahora sí que el objetivo es el mismo para todos. Algunas veces, cuando hay varias líneas de trabajo, los equipos se parten según los intereses de cada jugador. Unos titulares en Copa, otros titulares en Liga… Con una sola competición, ya no hay piezas que trabajen por libre. El trabajo y el método es el mismo, pero la motivación varía. No tienen que tirar unos de otros, la meta es clara y la misma para todos. Está demostrado que si la motivación aumenta, el rendimiento físico también lo hace. Y la eficacia. Todo, aunque parezca que no, está totalmente relacionado. Son factores que no se pueden controlar. Cuando hay un fallo, el más sencillo de identificar es el técnico, el físico. Pero los no tangibles son tanto o más importantes.


Si miramos atrás, vemos caídas de rendimiento físico de muchos equipos, debido al estado anímico inadecuado de sus componentes. El entrenamiento físico y el entrenamiento mental son preparaciones paralelas, pero la segunda de ellas, casi siempre se olvida. El ejemplo más claro se ve en la falta de concentración. Esta capacidad, también se entrena. Igual que si se ven dos canales de televisión a la vez, la atención máxima no es para ninguno, no se puede jugar un partido de Liga regular, por ejemplo, pensando en el de Copa. Alguna ventaja tendrá que tener, ¿no? Sobre todo si el siguiente no se puede manejar, porque el pitido inicial aún no ha empezado. Pensarlo y llegar a agobiarse pensando en la siguiente dificultad es sin duda una repercusión negativa. Este tipo de competiciones son más llevaderas si el objetivo es a medio y a corto plazo.

Únicamente tener los cinco sentidos en el objetivo actual, en el partido de la semana. Analizar, pulir errores, no equivocarse desde el principio. Un trabajo de concentración y de persistencia. La sensación de control siempre mejora los resultados e inconscientemente rentabiliza todos los recursos. Si estos son escasos, pasan a ser suficientes. 

Las apuestas deportivas

DXT, sábado 12 de octubre 2013

Las apuestas deportivas

Poco tiempo desde la última vez, pero ya estamos con una nueva jornada de parón en las principales Ligas mundiales por los compromisos de las selecciones internacionales. Es el momento de principal protagonismo para las ligas secundarias. Ya no solo por el margen de audiencia que ganan al acaparar a los seguidores de los demás equipos, sino que las apuestas deportivas se revalorizan de una manera increíble. Cada vez son más las personas que invierten en casas de apuesta, pero realmente es una estrategia complicada. “Ir a lo fácil” cuando hay Liga BBVA, Premier League, Bundesliga, Serie A… apenas da beneficio. Los resultados nacionales también son muy predecibles en las categorías absolutas e inferiores. La superioridad de unos países sobre otros es tan evidente que apenas se dobla el beneficio de cantidad apostada. Sí lo dobla, sin embargo, cuando la Liga Adelante, por ejemplo, entra en juego. Estas competiciones para las que mucha gente solo mira en caso de último recurso.

Una semana en la que las Apuestas del Estado, como la Quiniela, sitúan en el principal foco a las categorías de plata y de bronce.

¿Consigue esta situación captar seguidores? Aunque no sean partidarios de seguir la Segunda División, muchas personas cambian de opinión en estos días de “vacío de Liga”.

Lo que implica el deporte: afición, ocio, modo de vida. Pero también cada vez más influye sobre otros factores del día a día. La desconexión total, es imposible.

Hace años, la finalidad era solo esa: espectáculo deportivo. O desde el otro lado, forma de vida a través de la competición. Si siempre se tiene en cuenta la fiscalidad o la política a través de la práctica deportiva y la Ley del Deporte, por ejemplo, tratando temas como la estructura económica de los clubes de fútbol o de baloncesto como empresa y no como recurso de ocio.

La cantidad de dinero y el movimiento de intereses que mueven las apuestas es algo que, aunque ocupa un lugar secundario, tiene una importancia superior a la que creemos. Además del desconocimiento de la legalidad del juego y las consecuencias que acarrea. ¿Cuántos jugadores profesionales apuestan en su misma liga? O incluso, en su mismo partido. Demasiados. Una ilegalidad clara que se omite y se pasa por alto.

Analizan los amaños de partidos en el tema de las puntuaciones, permanencias, ascensos y otras primas. Pero muchas veces es el juego, no deportivo precisamente, quien maneja estas acciones. 

El Depor, el mejor posicionado

DXT, sábado 5 de octubre 2013

El Depor, el mejor posicionado para hoy


Encontrar el punto óptimo para que las cosas empiecen a rodar. Tener la precisión exacta para saber manejar los huecos. Poner todos los factores externos a favor de los intereses, que no son otros que ganar. Cuando estas cosas empiezan a ser habituales en el día a día, se ha conseguido ya la parte más importante del trabajo. A partir de ahí, dominar, manejar y optimizar. Lo que surge como cambio de necesidad, por falta de recursos, se puede convertir en una clave para llegar al éxito, y mantenerlo. Jugadores que dan la facilidad de moverlos del mediocampo a punta, de centro defensivo a central contundente, de nueve a extremo… Todas las cosas que en un principio pueden ser negativas, no tienen porqué quedarse como tal. Dos victorias seguidas, y a por la siguiente. 

El Mirandés es fuerte, domina en casa y se mantiene fuera. Sin embargo, Riazor no deja de ser un estadio grande, con una fortaleza especial que crean los miles de aficionados que cada fin de semana sitúan el partido entre los de mejor entrada. La Romareda o El Molinón pueden ser similares, pero sin embargo, por mucho que el campo de Anduva haya visto partidos importantes como la eliminatoria de Copa del Rey ante el Athletic de Bilbao, nunca podrá compararse con la presión de un campo de Primera. Y eso pasará esta tarde. El equipo de Gonzalo Arconada se ha posicionado en lo alto de la tabla, con un grupo sólido y seguro de sí mismo, que incluso ha llegado a ocupar el liderato tras su victoria con el desconocido Castilla. 

Ahora aquí se ha cogido la carrerilla de victorias y si a eso le sumamos la presión de casa, más que para sumar a los locales, para desconcertar a los rivales, poco puede fallar. Incluso que Pablo Insua no haya entrado en la lista de la selección española sub 21, para la que tenía muchas posibilidades por el cambio generacional de la categoría, puede ser una ventaja. ¡Y de las grandes! Muchos pueden jugar en Primera, tener minutos, aportar mucho al equipo, pero la temporada del gallego está siendo increíble. Un problema menos para Fernando Vázquez, no hay que pensar en recolocar la zaga, ni contar con distracciones. Se han ido eliminando todas, las “malas” noticias se pueden entender como buenas si entendemos que los factores externos que afecten al rendimiento grupal están desapareciendo. 

Es evidente que los problemas económicos empiezan a caminar por separado del rendimiento deportivo. Si algo va bien, ¿por qué cambiarlo? 

Muy poco iguales

DXT, sábado 28 de octubre 2013


Muy poco iguales

Es evidente que los ojos cambian según a quien se mire. Una vez más, el deporte español se ha puesto en evidencia a sí mismo en lo que se refiere a sus organizadores.
Estoy plenamente convencida de que si Muñiz Fernández ejerciese de colegiado en Segunda División o incluso en la propia Liga BBVA, pero en un partido menos “mediático” como por ejemplo, un Rayo Vallecano – Almería, el incidente de la última jornada no hubiese sido más que el cabreo propio del día. Defienden a capa y espada la igualdad entre clubes, esa que nos hacen ver, y la homogeneidad entre las competiciones profesionales dentro de sus limitaciones. Pero cada vez son más los hechos que delatan los favoritismos. Otros temas que han ido saliendo a lo largo de las últimas temporadas, los podemos pasar por alto, tales como el área espacio-temporal que los medios de comunicación dedican a cada equipo, sea o no noticia, que los mejores horarios para disputar partidos siempre se los lleven los mismos, porque son los que venden audiencia, o el reparto de beneficio económico de los ingresos generales de publicidad y patrocinio.
Ha tenido que pasar lo de siempre: primero el Fútbol Club Barcelona y después el Real Madrid, quienes casualmente estuvieran en el medio de la polémica. La sanción del colegiado, seis jornadas sin ser designado para arbitrar ningún encuentro y el resto de la temporada sin poder mediar en los partidos que los dos anteriores más el Elche, se hace ver como un castigo por perjudicar a los ilicitanos. Pero lo único que interesa, por variar, es sacar del medio de los indicios que puedan acusar a los “intocables” como protagonistas de cualquier revuelo.
¿Cuántas veces ha sido, por ejemplo, el Deportivo víctima de errores arbitrales? Pero claro, no somos nadie. Qué más da que nos roben. ¿Para qué hacer las cosas bien? ¿Para qué analizar los errores de cada partido? Sólo importan dos o tres.

Esto comienza a parecerse cada vez más a todas las reformas legislativas. Como la de Educación: o tienes la suerte de nacer en una familia que te pague los estudios, o te quedas sin poder cursar una carrera. Aquí, lo mismo. O eres Florentino o Rosell para manipular a tu antojo, o te toca aguantar lo que te echen y que te mientan en la cara.