sábado, 3 de agosto de 2013

Por no variar

DXT, sábado 3 de agosto 2013

Por no variar…

En la misma línea que se ha seguido en el último año. Así es como se ha solucionado lo que podría ser la disolución del Real Club Deportivo. Con el tiempo límite llevado al extremo y creando una tensión totalmente innecesaria, manteniendo a la afición en vilo en plenas vacaciones de verano y también a los trabajadores de la entidad. Esta última parte, y en ocasiones la más olvidada, ha sido sin duda el colectivo que más ha sufrido.
Si la noticia de la desaparición del club es dolorosa, unirla con la pérdida del trabajo en el que más de uno lleva años y además, en plena crisis económica europea, suma más dolor aún. Y si tenemos en cuenta que la temporada laboral en el ámbito deportivo empieza en el mes de julio, las posibilidades de encontrar un nuevo acomodo, entrado el mes de agosto, en otro equipo se reducen.
En los despachos de la Plaza de Pontevedra parece que cada uno mira por lo suyo. Por asegurarse el trabajo en los próximos meses y por seguir manteniendo una nómina alta acorde con la vida que pretenden llevar, aunque los beneficios vayan en otra dirección. Parece que nadie piensa en los demás, sobre todo en una ciudad que se desvive por el equipo. En una afición que se ha entregado al cien por cien con el equipo, en las buenas y sobre todo en las malas, dando lecciones al resto de equipos de nuestro país,  que ha acatado las decisiones sin quejarse y por supuesto, que no se mereció estar con el corazón en un puño hasta el último momento. ¿Y por qué? Pudiendo haber resuelto esto hace tiempo, y no días o semanas, sino hace meses.
Una de las explicaciones será que es más cómodo tener un afán de protagonismo que haga depender a miles de personas de una sola. Una sola persona que rechazó la propuesta más adecuada, abandonar el club, y que arriesgó hasta el final una tensión con el tiempo mínimo, imposibilitando hacer las cosas bien y con calma. Con un fin importante: que su puesto se mantuviese intacto.  El Depor se salvó por minutos, pero el consejo de administración se salió con la suya. ¿Capricho? Creo que sí. Es prácticamente imposible defender lo que no tiene lógica, y sanear al club en seis meses o un año, cuando no se ha hecho ni siquiera en los primeros meses del año, ya entrados en Ley Concursal, parece algo que no acaba de encajar. ¿Antes no y ahora sí?


1 comentario:

  1. y ahora que? cuando el convenio el juez dio hasta el dia 9 y nada se mueve , todo a ultima hora como siempre a prisas y mal echo , y en juego el fuuro de una institución de 107 años , y cuando se largara el consejo de administración encabezado por si presi , caduco y transnchado ya, los años pasan para todos, pero la poltrona engancha o será la nomina? y quien será el prosimo presidente , vendrá con cartera o también pedirá sueldo , cuantas cuestiones en tan poc tiempo. FRZA DEPOR

    ResponderEliminar