sábado, 31 de agosto de 2013

Duelo de canteras

DXT, sábado 31 de agosto 2013

Duelo de canteras

Abegondo contra Valdebebas. O lo que es lo mismo, Deportivo y Real Madrid en el LXVIII Trofeo Teresa Herrera. Con las ligas empezadas, ni Fernando Vázquez ni Ancelotti arriesgaron al máximo. Cada uno a su manera. Hacía tiempo que no veía dos equipos enfrentándose entre sí con tantos canteranos por ambas partes. Diez por el Real Madrid y hasta doce por el Deportivo.

El italiano presentó a su equipo suplente, con Iker Casillas como principal “novedad” ya que su rol se ha invertido en los últimos meses. De ser intocable para el Real Madrid a… amistosos y pachangas de verano. Podríamos decir que Cristiano Ronaldo no viajó a Riazor y sería creíble. Lo mismo con Isco. Ambos brillaron, pero por su ausencia. Dejaron protagonismo a jugadores como Kaká, Carvajal o Morata. Kaká, con dos goles, aprovechó bien los minutos. Morata pecó de pareja, ya que el dúo de ataque con Jesé es demasiado poco para la exigencia de un club Champions. Carvajal, en su sitio. Supo recibir, abrir el juego y controlar el mando con la seriedad que le caracteriza. Aunque si yo estuviese en su lugar, no hubiese cambiado el Bayer Leverkusen por el Real Madrid. Él, por si acaso, rentabilizó la ocasión, por si tarda en venir la siguiente…

Aquí, sin embargo, ya podemos dormir tranquilos. Sabemos que Culio es capaz de poner en peligro al bicampeón de Europa y del mundo, que a Luis no le hace falta nadie para llegar en un abrir y cerrar de ojos al área rival y lanzar sin miedo, y que a Bicho los equipos de Primera no se le quedan grandes. El partido importante sin duda es mañana, en Sabadell. Pero en la situación delicada de fichajes a cuentagotas y con el cierre de mercado a la vuelta de la esquina, no hay tiempo que perder. Lo del jueves ha sido una buena ocasión para probar, experimentar y permitir que los recién llegados puedan interactuar en el campo con sus compañeros. Como el caso de Borja Bastón. Apenas 24 horas en Galicia y ya ha tenido la ocasión de debutar. Y en casa. Una prueba necesaria para subsanar errores en el plazo intermedio y llegar a lo que realmente importa: el camino al ascenso. El rival empezó con fuerza como local, cuatro goles al Mallorca. La pasada jornada, no pudo superar a la Ponferradina, que se quedó los tres puntos. Sin duda, volverán a salir en casa con toda la fuerza. Partido difícil, pero no imposible.


No hay comentarios:

Publicar un comentario