sábado, 20 de julio de 2013

Contrarreloj

DXT, sábado 20 de julio 2013

Contrarreloj

El Deportivo ya ha pasado la primera prueba de la nueva etapa. El primer partido de pretemporada se esperaba con ganas. Aún siendo un rival de una categoría inferior, el club coruñés tuvo margen goleador en el encuentro del pasado miércoles. Como se esperaba, el partido, dominado por el Depor tuvo un claro protagonista: Luis, delantero del Fabril, marcó diferencia anotando en varias ocasiones. En la recta final de la pasada temporada, eran muchos los que pedían a gritos su incorporación al primer equipo, que no llegó hasta ahora.

Aunque de manera accidental, a Fernando Vázquez no le ha quedado más opción que contar con los canteranos. Ninguna cara nueva en Coruña las últimas semanas. Renovaciones, salidas… ¿y fichajes? Hasta ahora, ninguno. Llegarán, o al menos eso dicen desde el club, pero la situación no se presta a ello.
Es normal que un jugador no quiera fichar por un club cuyo futuro es dudoso. Al igual que normal es que otros no quieran permanecer en él y se planteen seriamente su salida. No dejan de ser trabajadores que dependen de unos ingresos y una estabilidad para seguir con su vida al margen del fútbol.

No se trata de un largo plazo, sino de un margen temporal bastante corto que incita a la duda y a la inseguridad. Ya a principios de mes se fijó una fecha límite de carácter inmediato para cerrar acuerdos o solicitar la disolución. Aunque hay una nueva oportunidad, la mejora tampoco llega.

Para fichar en este caso ya no hace falta solo un plan A y un plan B, sino que casi hay que completar todo el abecedario. La lista de posibles va perdiendo sus primeras opciones, esas que tenían una mejor aceptación para vestirse de blanquiazul. A la hora de elegir entre dos equipos más o menos similares, priman otros factores como el económico y la viabilidad institucional, que en este caso, aquí no se tiene.

Justificaciones a un lado, el tiempo va pasando y no precisamente a cámara lenta. Aquí no llega nadie. Menos de un mes para comenzar la Liga 2013/2014 y el técnico aún no dispone de un grupo sólido con el que prepararla. De ahí la necesidad de llamar a los jugadores del filial, que a su vez también desestructuran el trabajo del Fabril. Si en menos de un mes ha tenido un número considerable de bajas, hay que añadir el contratiempo de no saber quién compondrá la plantilla de cara al próximo curso, ni sabiendo quien se sumará a la lista de bajas por quedarse con Fernando Vázquez. Un trabajo a medias. Una cadena de consecuencias que no es beneficiosa para ninguna de las partes.

Dejando a un margen los grandes equipos de Primera División, nuestros rivales directos, los de la Liga Adelante, ya tienen una gran parte de su proyecto estructurado.


Estamos contando con una seria desventaja. El proyecto deportivo por momentos parece que se olvida…

No hay comentarios:

Publicar un comentario