domingo, 5 de mayo de 2013

Un pasito más

DXT, sábado 4 de mayo 2013

Un pasito más

No iba a ser fácil salir del descenso, pero parece que las cosas se están haciendo bien, con ganas y que por fin se ha encontrado el camino que consigue que todo lo bueno se mantenga. Aún queda el partido de hoy ante el Atlético en Riazor, pero la afición ya va más allá. Pase lo que pase, la semana que viene, se calcula que serán unas cinco mil personas las que viajen hasta Valladolid para animar al equipo. La distancia facilita el desplazamiento, pero ya ha quedado claro durante toda la temporada que a la afición deportivista las distancias es lo último que les preocupa. Sin necesidad de mirar hacia otro lado para poder llevar a cabo cualquier cosa que surja. Cada una de las acciones de apoyo que se han realizado en Coruña han tenido repercusión y muchos aficionados de otros equipos han decidido aplicarse el cuento: acudir a entrenamientos, convocatorias para despedidas y recibimientos, vídeos de apoyo… Cualquier cosa es buena para sumar, y si otros se apropian de la idea es señal de que se confía en ella.

Mientras que aquí cada uno trabaja a lo suyo y se olvida de los demás, porque lo que más vale es lo que hace uno mismo, los de fuera no parecen pensar del mismo modo.  Bastante claro ha quedado que lo que Fernando Vázquez aportó principalmente fue el punto de motivación necesario que le hacía falta al equipo para que ellos mismos creyesen que la salvación era posible. Con este convencimiento, el giro de trabajo era cuestión de días para poder materializarlo. Solo hace falta observar un poco la trayectoria anímica-técnica del equipo para ver con claridad el cambio de actitud y los motivos que lo hicieron factible.

Dicen que en España la envidia es un componente que cada día crece más, y no sé si esta será la razón de que todo el mundo esté centrado en buscar otra razón de la mejoría totalmente ajena a la real. Las acusaciones de que el Deportivo compre partidos se está tomando desde fuera con más fuerza y a su vez, yo entiendo menos la veracidad que le dan a estos reproches.

Ya en Mallorca surgieron comentarios fuera de lugar en este tema. En el último caso lo grave ya no es acusar al equipo rival de que pudiesen mediar con dinero, sino acusar a los propios compañeros de dejarse sobornar. De nada sirve pedir perdón por las acusaciones cuando estas salen tras la mediación de la directiva del club, para evitar empeorar su imagen y la de sus jugadores. Cada vez creo menos a las personas (y por desgracia, ya tenemos varias) que hablan de más y posteriormente se sienten arrepentidísimos de haber atacado contra el Deportivo.

Obviamente, todo el mundo es libre de opinar lo que quiera y lo que considere oportuno, pero una vez más, la información debería ser algo que deberían revisar antes de juzgar los hechos. Aunque hay más recursos que permiten desplazar fondos, es ilógico que un club que se encuentra en un procedimiento concursal y cuyas cuentas y movimientos se están analizando al milímetro, se atreva a realizar este tipo de acciones. Si ya de por sí el flujo de maletines está controlado, cuanto más cuando la entidad se encuentra intervenida por terceras personas ajenas a la administración interna del club. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario