viernes, 3 de mayo de 2013

Imparables Juntos


NIKE siempre ha sido considerada una de las primeras marcas a nivel mundial en el sector de ropa deportiva y tras olvidar los escándalos recientes, busca mejorar su imagen y devolverla a donde estaba.
En los primeros cuatro meses de 2013, la multinacional americana se ha visto envuelta en la polémica de manera indirecta. 

A principios de año, Nike rompía la relación contractual con Oscar Pistorius, tras ser acusado de matar a su novia en Sudáfrica. Lance Armstrong fue también una de sus figuras más mediáticas, llegando a comercializar la pulsera amarilla a favor de su fundación y situando a la marca en los pódiums más altos. Su implicación en casos de dopaje también acabó por romper los contratos entre ambos. Pero no fueron los únicos. Menos repercusión tuvieron los casos de Marion Jones (consumo de drogas) o Joe Paterno (abusos sexuales a menores).

Por si fuera poco, durante años se comercializaban en Estados Unidos unas camisetas con el slogan “Boston Massacre” asociado a la temporada de béisbol de 1978, donde los New York Yankees se impusieron a los Red Sox. Tras el atentado en la Maratón de Boston en el mes de Abril, retiraron de manera inmediata todas las camisetas a la venta disponibles en todos sus canales de distribución.


Ahora busca volver a lo más alto en el ámbito de la imagen con la presentación de las camisetas de la Selección Española de Baloncesto, con cuya federación tienen contrato hasta diciembre de 2016. “Imparables Juntos” es el lema que presenta esta campaña, donde asocia el éxito del deporte español al éxito (previo a las polémicas) de Nike.

Las camisetas llevan impresas en el cuello la frase: “Ser español no es una excusa, es una responsabilidad”.

Para la promoción, aparecen españoles del ámbito musical y deportivo, teniendo en cuenta la participación de mujeres fomentando así la igualdad en el deporte. La presentación se ha realizado en Madrid, en la Planta 50 de la Torre de Cristal, uno de los puntos más altos de la capital de España. 

En el vídeo cada uno de los protagonistas recalca los valores tanto de España como de Nike, buscando unirlos entre sí, representando la unión de ambos para avanzar en un camino de objetivos conjuntos. Una vez más triunfa España como marca propia y sus deportistas como embajadores de ella. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario