viernes, 19 de abril de 2013

Publicidad en el fútbol



Elegancia y madurez. Eso es lo que, por mayoría, buscan representar las grandes marcas a la hora de posicionarse en la publicidad a través de los colores.

El deporte es actualmente uno de los sectores que más rentabilidad saca a la publicidad. Particularmente el fútbol
Los grandes soportes publicitarios los vemos en las camisetas de los equipos y en la publicidad dinámica de los estadios. Esto último cada vez llama más la atención de los directores de márketing. Antes no eran muchos los campos de fútbol que disponían de vallas UTV, también llamadas Led Time, donde las imágenes son dinámicas y permiten intercalar diferentes anuncios durante los 90 minutos de partido y los previos a ellos. Utilizan un mismo espacio sin necesidad de ampliar el margen temporal. 
Puede generar grandes beneficios y más si se trata de finales o partidos relevantes. Un minuto de emisión en la Copa del Rey de la temporada 2011-2012 se llegó a vender por 70.000€. Es el soporte más utilizado porque capta la atención de todo el público, tanto in situ como a través de la retransmisión en directo en televisión, resúmenes o fotografías del encuentro (highlights).





En cuanto al reparto de publicidad, es el sector de la banca y seguros el que se sitúa primero. Un 34% de los anuncios de la Liga BBVA pertenece a este sector, seguido de las casas de apuestas online con un 21% y el mundo del motor con un 10%. Le siguen las telecomunicaciones (8%), medios de comunicación y alimentación (5%) y textil y turismo (4%). También empiezan a dedicar más presupuesto a publicidad las organizaciones con fines solidarios, aunque a veces se trata de convenios como el caso del Málaga CF y UNICEF.

   

Por lo que respecta a los colores, todo está totalmente estudiado. Sin duda, el negro y el azul son los colores que más se utilizan. El azul representa, tranquilidad, madurez y transparencia. Otro color por excelencia es el rojo, que significa fuerza y energía y a su vez, estimula a la mente humana y llama así la atención del público. El blanco se reserva sobre todo para lo relacionado con la salud, significa pureza, luminosidad y verdad. El verde cada vez es más utilizado porque representa esperanza y se asocia a la naturaleza, mientras que el amarillo representa simpatía, energía y alegría.

Centrándonos en marcas, La Caixa mezcla los colores blanco, azul y rojo sobre fondo negro. O lo que es lo mismo, verdad, confianza y fuerza sobre un fondo noble y que a la vez resalta el resto de colores.



El color azul se asocia a la veracidad del producto y da sensación de confianza. Si nos fijamos, marcas punteras en el sector publicitario lo llevan en el logo corporativo y lo utilizan para sus acciones de marketing: Movistar, BBVA, Samsung









Negro. Sofisticado y elegante. Misterio, nobleza y elegancia. Lo encontramos en Nike, Audi, Bwin, BMW, Adidas...













El rojo capta la atención del espectador: Coca-Cola es el mejor ejemplo. En su origen, utilizaba el verde (calma, naturaleza, relajación…) pero consideraron más atractivo el rojo para focalizar el producto.





El blanco se relaciona con la salud y la economía. Sanitas y BBVA lo combinan con el azul, consiguiendo así unir estos dos conceptos que suelen generar más duda por la inestabilidad que presenta. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario