domingo, 10 de marzo de 2013

Separación de conceptos

DXT, sábado 9 de marzo 2013

Separación de conceptos

Se ha llegado a un punto en el cual los conceptos que giran en torno a la entidad blanquiazul, en cualquier de sus sectores, empiezan a mezclarse de manera que las confusiones que crean son innecesarias.

Lo peor es cuando la unidad se parte y cada una de estas separaciones avanza por su cuenta. Creo que ahora mismo las pequeñas grietas distinguen tres claros grupos que parece que no acaban de unirse: jugadores, gestión y aficionados. Los aficionados, incondicionales, intentan contagiar entusiasmo y optimismo a la plantilla, ya no solo con el apoyo desde Riazor, sino con las iniciativas que se llevan a cabo con éxito. Intenta integrar ambas partes en una bajo el “Pódese” que ya recorre cada rincón de Coruña. También hacer entender, sobre todo a aquellos que están “de paso” y a los que parece no importarles ni los colores, ni la gente, ni la ciudad; la magnitud del daño que causa el pensar que “el Depor se acaba”. Hacerles sentir la ilusión y la esperanza, para que sean capaces de transmitirla en el sentido opuesto, del campo a la grada y no solo de la grada al campo.

Muchos de estos jugadores a los que me refiero, están avalados por la teoría de Paciencia, cuyos mensajes desde Portugal no tardaron en llegar. Desde Guimaraes, el ex entrenador del club herculino habló sin privarse de la directiva del club. Entre otras cosas, confirmó que los resultados caminan paralelamente con la desmotivación de los jugadores, que no rinden al cien por cien por reivindicar su derecho al cobro de la nómina y otros factores relacionados con cuestiones económicas, porque no pueden centrarse en jugar cuando tienen que pensar cómo afrontar los gastos. Un trabajador rinde mejor si se encuentra a gusto en su puesto de trabajo, pero también es cierto que un buen profesional sabe separar su vida privada de la laboral y evitar que una afecte a la otra.

¿Qué habrá de cierto en esto? El problema más grande, en mi opinión, ya no sería no cobrar, sino la incertidumbre que este tema genera. ¿Cuál es la deuda real? Cada semana sale un nuevo dato: según Lendoiro, según el juzgado, según la Agencia Tributaria… ¿Qué documento es el que presenta la información que corresponde?

Se puede entender, o al menos yo lo entiendo, es que se está haciendo un abuso de poder donde se oculta información y se juega en cierto modo con la gente que realmente se implica con el club, con la ciudad, con el equipo, con los colores, y que con todo su derecho reclama saber qué está pasando. No soy capaz de captar cual es el fin de la omisión de información y en algunos casos del respaldo de datos irreales.

Una buena gestión se enturbia cuando falla la claridad y la misma persona dispone de información pública como si fuera personal, y más cuando una obligación legal es la que exige que estos datos sean expuestos. Repetidas veces de esto llevan a la falta de credibilidad y la sensación de ver como se aprovechan de la autoridad para manejar a su antojo los intereses del club como si fuera suyo propio.

Los ciclos se acaban y la continuidad se frena cuando no se asume el fin del propio.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario