viernes, 29 de marzo de 2013

Que vuelva la normalidad



DXT, viernes 29 de marzo 2013

Que vuelva la normalidad

No sé si seré la única, pero no soporto las vacaciones de Semana Santa. Hasta la más mínima cosa se cambia: la programación de la televisión, los horarios de las tiendas… y por supuesto, el calendario liguero. Cierto es que esto no se debe solamente a las vacaciones, sino a los compromisos internacionales. Los partidos de España suelen dejar una buena sensación, porque siempre a pesar de las bajas, existe calidad de sobra. Pero aún así, la Roja no consigue enganchar de igual manera a los aficionados que el equipo al que siguen. Aunque la mayoría de los españoles esté pendiente de lo que hace su selección, sobre todo si se juega evitar ir a una repesca, como en el partido ante Francia, no crea el mismo sentimiento de “pertenencia” que cualquier otro equipo al que se sigue habitualmente y se anima cada semana. 

Otras opciones que tampoco consiguen muchos adeptos son los partidos de las categorías inferiores. Sin embargo, a mí por ejemplo me encanta ver como los benjamines se implican con su equipo para alcanzar sus metas, como el caso de la Iscar Cup. Siempre hay alguna novedad, algo que destaca y podemos ir viendo lo que viene de cara a los próximos años, porque la edad no perdona y a algunos les queda poco tiempo en los terrenos de juego. 

Mientras que en Gijón y en París se pudo ver un estadio lleno hasta el tope, la Sub 17 y la Sub 21 no consiguieron tantos espectadores. Los chicos de la Sub 17, que contó con color blanquiazul gracias a Bicho, canterano del Depor, no consiguieron su objetivo en la Ronda de Élite, quedando fuera del Europeo y del Mundial de su categoría. La Sub 21 por el contrario, goleó en Toledo y también ganó en Alcorcón, pero con unas gradas apenas al cincuenta por ciento. 

Manteniendo los colores, otra opción es seguir a los de casa. El fin de semana pasado, otro derbi gallego, pero de juveniles, aunque en este caso los tres puntos se fueron para Vigo, donde precisamente, este miércoles se quedaron los del Fabril ante el Rápido de Bouzas. Cositas a observar, las alineaciones de Devesa, extrañas desde mi punto de vista con laterales reconvertidos. Capricho de tener a naturales en el puesto sentados en el banquillo sin necesidad. El sábado ganaron al Somozas pudiendo acercarse un poco más a la zona de play off, a pesar de que la primera parte fue bastante ligera, tanto por unos como por otros. 

Pero aún así y teniendo miles de partidos supletorios para restar el “mono de fútbol” nada es igual. Se pretende suplir el descanso de Liga con estos encuentros, pero en este caso el producto sustitutivo no funciona. No engancha de igual manera. Al menos aquí, en Coruña, tarda el momento de que se pite el inicio en Son Moix. Cualquier entrenamiento herculino causa más expectación y el “Sí podemos” coge más fuerza a pesar del parón. Cuando hay ilusión y motivación, nada puede borrarla ni ningún partido puede reemplazar a los de casa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario