sábado, 2 de marzo de 2013

El fútbol no es solo para hombres


DXT, sábado 2 de marzo 2013

El fútbol no es solo para hombres

No sé si por suerte o por desgracia, en el mundo hay cada vez más personas que pasan el tiempo libre con los videojuegos. Cada año salen al mercado nuevas consolas, nuevos juegos y poco a poco se abre el marco en el cual elegir temática. El FIFA es sin lugar a dudas uno de los juegos más conocidos y también el más vendido. La última edición, el FIFA 13, superó en su primer mes 7 millones de unidades vendidas, superando en 3,5 a la versión anterior. Es decir, la capacidad de influencia que tiene es muy grande.

De entre todas las personas que habitualmente juegan o han jugado alguna vez, me atrevería a decir que el porcentaje que se ha preguntado cuál es la razón por la que no aparecen equipos femeninos es muy bajo o apenas inexistente. Si alguna vez nos hemos fijado, es incomprensible que reciba más importancia la inclusión de jugadores irrelevantes de equipos de las mejores ligas que apenas han jugado medio segundo en su competición que jugadoras que han ganado títulos con su equipo o selección y que en muchos casos, aportan más a este deporte que algunos hombres.

Entendible es si nos paramos a analizar el público al que se dirige el juego, en su mayoría masculino. Pero por raro que parezca, existen mujeres que también son aficionadas no solo al fútbol, sino también a los videojuegos de fútbol, entre las que me incluyo.

Sin embargo, estos días, Vero Boquete, la jugadora española más conocida actualmente ha conseguido sacar adelante una iniciativa en la que solicita a EA Sports, la famosa empresa norteamericana creadora del juego, que incluya a mujeres en sus próximas ediciones. Y no parece del todo extraño cuando hasta la fecha ya acumula más de 20.000 firmas a favor de su petición. La gallega siempre ha reconocido su compromiso con la igualdad en el deporte, por eso su implicación con por llegar a eliminar todas las discriminaciones entre sexos es máximo.

Lo que realmente me llama la atención, es que la empresa estadounidense realiza así un enorme contraste con su cultura de igualdad de la mujer en el fútbol. Su liga femenina, la Women’s Professional Soccer es de las más valoradas. Además, el deporte, sobre todo en la etapa universitaria, está muy arraigado a las costumbres americanas y es normal visitar cualquier campus y ver practicando deporte por igual a hombres y mujeres en cualquier disciplina.

La globalización es un punto beneficioso si se sabe utilizar y en este caso, no se usan todas las herramientas para hacerlo bien. La base es la parte más complicada para avanzar en la igualdad del deporte femenino. Poco a poco son más las barreras que se rompen y más las mujeres que consiguen alcanzar triunfos con su trabajo y perseverancia en los Juegos Olímpicos o en diferentes torneos. Sin embargo, en los juegos, donde los niños y niñas ven el reflejo de la sociedad en la que viven, esto no sucede, porque no les dan la oportunidad de elegir libremente con qué variante (femenina o masculina) poder pasar sus horas de juego. 

Esto no es más que otro paso para conseguirlo. Un paso de un camino que lamentablemente, es muy largo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario