sábado, 29 de diciembre de 2012

Tic tac



DXT, sábado 29 de diciembre 2012

Tic tac

El reloj de 2012 empieza a ir hacia atrás. Un año marcado por el contraste que en este momento es mejor enterrar. Lo que en Segunda se convirtió en récord en Primera se está posicionando como reto de superación. El sistema de trabajo, el mismo, pero parece que la máxima categoría se le queda grande a un entrenador que no acaba de captar el salto de nivel para las readaptaciones oportunas.

Los problemas del club crecieron en los últimos meses del año con la salida a la luz de las cuentas anuales y los balances de pérdidas y ganancias. Analizándolos detalladamente, se ven pequeños descuadres y falta de datos, como operaciones sin registrar o datos modificados para evitar descuadres, además de gastos aumentados notablemente para justificar otras pérdidas y omitirlas. 

La presión de los acreedores y de la Agencia Tributaria por regular los pagos y el temido proceso concursal mantienen en un continuo desequilibro la rutina diaria. Hace desviar la atención de lo importante: la competición.

La viabilidad del club pasa por mantenerse en Primera División. Eso está claro y asumido. Pero con el ritmo actual es imposible. Todavía hay tiempo de rectificar y escalar puestos para alejarse de la zona de descenso, pero el cambio tiene que llegar ya.

Durante esta primera parte de las vacaciones navideñas, no han dejado de sonar nombres para sustituir a Oltra. ¿Hasta qué punto será cierto que realmente va a haber un cese? Una nueva fecha para darle una “segunda oportunidad” será el partido ante el Málaga en Riazor. Creo  que esto es una simple estrategia para aplazar el problema, ya que como ultimátum también se había fijado el partido en Barcelona, donde perdieron contra el Espanyol.

Que Oltra no va a dimitir es algo que yo tengo bastante claro. Puede que me equivoque, y sería lo más favorable. Muchos son los equipos que a la mínima salida del margen de error, cesan a su técnico, pero en Coruña esto es algo que no se estila. A pesar de que cada día pueden aparecer nuevas hipótesis sobre la sucesión, sigo manteniendo que esto es algo lejano a la realidad que se vive.

La presión que se deja caer sobre el cuerpo técnico parece que es la opción elegida para mejorar. Últimamente son más los seguidores que se quejan de la falta de claridad y de sinceridad. El deportivismo no se merece que todo lo que sucede alrededor de él esté cuestionado. Se ha llegado a un punto que prevalece la teoría de la especulación sobre la visión de la realidad. ¿Seguirá esto igual con la entrada del 2013?





No hay comentarios:

Publicar un comentario