domingo, 25 de noviembre de 2012

Imparables


DXT, Sábado 24 de noviembre 2012

Imparables

Nueva jornada, borrón y cuenta nueva para dejar atrás el fin de semana pasado. No fue de los mejores para el deporte español, pero tampoco para el coruñés en cuanto a resultados. Tras la derrota del Básquet Coruña el viernes y la del Deportivo el domingo, pocas horas después, muchos nos quedamos con las ganas de ver cómo la Selección Española de Fútbol Sala conseguía su tercera estrella, alzándose campeona sobre Brasil en el Mundial de Tailandia. Pero por escaso margen de tiempo, no pude ser. La única esperanza de saborear un triunfo estaba en la Copa Davis, que tampoco pudo ser.

Sin embargo, a pesar del frío, lluvia y viento del sábado por la tarde, el Palacio de Deportes de Riazor acogió a un gran número de espectadores para ver el partido del Liceo, bastantes más de los que normalmente se registran en partidos de menor importancia o tan lejanos al final de Liga. Un partido que finalizó con un empate difícil de conseguir, ya que al descanso ganaba con diferencia el Reus. Una segunda parte intensa logró el merecido y sufrido empate, que reafirma a los verdes en la primera posición de la OK Liga, haciendo un inicio de temporada espectacular, por encima del siempre favorito: el FC Barcelona.

Evidente que la clave para conseguir este reconocimiento está en el trabajo y la constancia, pero también en la cabeza fría de haber sido capaces de mantener intacta la estructura de su plantilla, algo difícil cuando se tiene jugadores de gran calidad, cuya llegada a otros equipos es muy deseada. Empezando por Jordi Bargalló, líder indiscutible sobre todo después de su actuación con España en el Europeo, donde se alzaron líderes tras su gol en los últimos segundos.

En un fin de semana sin fútbol ni baloncesto (con desplazamientos a Bilbao y Huesca, respectivamente) el Hockey Club Liceo es el único que permitirá disfrutar de espectáculo de nivel en casa. Esta tarde en Liga Europea, de la que son actuales campeones y que buscarán revalidar.

Para muchos, esta competición está infravalorada. Es difícil que en un sitio donde no se vive tanto este deporte -como podría ser el caso de Cataluña donde se sitúa al nivel del fútbol- tenga una repercusión superior a la de otros deportes que muevan más aficionados. Pero el Liceo lo consigue. Algunos, desde pequeñitos hemos sentido integrado el color verde como uno más, además del blanquiazul. Sin embargo, el ritmo que llevan de mantenerse en buen lugar en todas las competiciones y llegar a lo más alto, hace que cada vez sean más los nuevos aficionados a conocer este juego e integrarse perfectamente con él, a pesar de no estar muy promocionado en los medios. ¿Merecería más reconocimiento mediático el hockey o es que tal vez el fútbol tiene demasiado? Independientemente de su posicionamiento, su buen juego y sus resultados consiguen motivar, crear ilusión y ponerse a la altura de los grandes deportes y de los grandes equipos como el Depor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario