domingo, 28 de octubre de 2012

No será fácil


DXT, Sábado 27 de octubre 2012

No será fácil


Después de dos meses desde el comienzo de Liga, ya llegó la jornada nueve. Segundo día de la jornada nueve. Más de uno seguramente, esperaba con más entusiasmo esta fecha que las pasadas jornadas donde recientemente el Depor se enfrentó a Real Madrid y Barcelona. El derbi es algo que siempre se espera con ganas, y más cuando vuelve a ser un derbi de Primera, con todo lo que ello conlleva. El contexto, la situación y la valoración que el equipo que gane haga de los tres puntos es totalmente diferente. En Segunda sin embargo, el partido contaba con más consistencia desde el punto de vista de que era un enfrentamiento directo entre dos de los mejores de la categoría, ambos candidatos (y finalmente elegidos) para dejar la división de plata y volver a Primera. Aquí, simplemente es un partido importante por la transcendencia y tradición que el encuentro marca en Galicia. A la hora de sumar, es un partido más. Contando además con la ventaja de que el horario marcado finalmente, sea de sábado por la tarde. Aparentemente, franja horaria disponible para que el partido no sólo disponga de una gran entrada de público (considerando el vacío habitual de Balaídos, esto será notable, tipo caso Alavés – Barça próximamente en Copa, donde de 7000 aficionados de repente aparecen 20000). Además de ello, la difusión televisiva al tratarse de un partido que no sea de canal de pago.

Otro punto de diferencia entre el año pasado y éste, es la prudencia del personaje de turno. Si el año pasado, la polémica previa fue creada por los siempre acertados comentarios de Iago Aspas, parece que esta vez, visto lo visto en las anteriores ocasiones, ha decidido quedarse calladito. Parece que, en este sentido, la madurez ha llegado a su vida a la hora de hablar de lo que no debe. Tal vez a esta conclusión de optar por la prudencia no haya llegado solo, sino que simplemente le hayan hecho ver que un partido no se calienta en las salas de prensa cuando después vas a hacer noventa minutos lamentables, que ni con el partido de vuelta vas a conseguir remediar para olvidar. Aprendiendo que donde hay que demostrar, es en el campo.

Pero si algo marca la diferencia entre un encuentro Celta – Depor, o viceversa, y cualquier otro del calendario liguero, no es la preparación. El plan de trabajo es más o menos similar teniendo en cuenta las particularidades de cada rival. Simplemente, la expectación mediática que lo marca a lo largo de la semana previa a disputarse es la que diferencia la importancia del partido. A nivel individual, los “retos” que desde las redacciones y desde la opinión de cada uno se le fijan a jugadores en concreto sobre el marcaje que se espera que se haga a alguien determinado o poniendo un nivel alto de lo que se espera de él, que a veces, no siempre es lo esperado.

Aunque todo hay que decirlo, en las apuestas online, la victoria del Celta se estima como resultado esperado, puesto que es la que más baja se paga. Jugar en casa y el historial previo de puntos obtenidos marca la diferencia entre ambos.

Que sea lo que tenga que ser, sin tener en cuenta factores externos que busquen la desconcentración. Esperar, ver y valorar.


  

No hay comentarios:

Publicar un comentario