domingo, 30 de septiembre de 2012

Motivados


DXT, Sábado 29 de septiembre 2012

Motivados

Llegó el otoño y con ello las tardes de domingo en las que pronto se hace de noche y el público crece ante la tele para ver cualquier tipo de emisión deportiva y hacer más llevadero el paso de las horas. Se acabaron las tardes en la playa, el sol hasta pasadas las nueve de la noche y el calor que te tienta a no irte a casa para ver el partido que sea.

Y aquí está el primero. Uno de esos partidos que se espera con expectación es el que mañana se va a jugar en el Madrid.

Si el estadio de Riazor es para los blancos un campo “maldito”, el Bernabéu no siempre lo ha sido para los deportivistas. Sólo tenemos que echar la vista atrás y recordar el Centenariazo.
No sólo el juego es lo que importa en estas ocasiones. 

El Real Madrid siempre ha sido un club que, en muchas ocasiones, se deja influenciar por factores externos que les fuerzan a buscar una victoria para callar bocas. Y ya se sabe que no siempre cuando se busca una cosa es cuando mejor y antes se encuentra.

A ocho puntos del máximo rival, el Barsa, no han empezado muy bien la Liga. Además de tener por encima de su séptimo puesto a equipos que les impiden su asalto a la “zona Champions”.

Frescos tras una goleada de ocho tantos el pasado miércoles en el Trofeo Bernabéu (todo hay que decirlo, el rival tampoco oponía una calidad máxima), se sienten crecidos y con el partido ganado antes de saltar al césped. Por si fuera poco, la presión sobre el “tema Kaká” no les beneficia en absoluto. Mientras que Mourinho no le quiere ni ver en su banquillo, la afición madridista le ve en una de sus mejores etapas. El brasileño lo demostró anotando en este partido no oficial tres tantos. Pero a su vez, Modric y Özil reclaman sitio en el mismo puesto.

Cualquiera de los tres será rebajado a un segundo plano porque la noticia en el centro del campo está en que Valerón cumplirá su partido número trescientos con la camiseta del Deportivo. Eso, seguramente, nunca les sucederá a ellos. Hoy aquí y mañana allí. Estrellitas, ya sabemos.

Sin embargo, la motivación es lo que más cuenta. Ilusionados, con ganas. Así viajarán desde Coruña para hacerle un poco más complicada la situación a los madridistas. Ni la derrota ante el Sevilla, ni los errores que en los últimos minutos se han llevado los tres puntos en otros partidos, han mermado las ganas de ganar. Porque ganar el Bernabéu vale por dos. Por el juego y por la motivación.

Motivación que será necesaria para la cuesta arriba del mes de octubre. Rayo Vallecano, rival máximo por la permanencia y por asentarse en Primera División y Barcelona, aunque este último en casa y con la grada, seguramente, a rebosar, haciendo notar que los pequeños valores son los que más importan. La fuerza no está solo en el resultado.


sábado, 22 de septiembre de 2012

Ni contigo ni sin ti


DXT, sábado 22 de septiembre 2012

Ni contigo ni sin ti

Polémica semanal: “Cuando Cataluña decida su futuro, el Barça estará a su lado”. Estas fueron las palabras de Sandro Rosell, presidente de la entidad blaugrana, en el día de ayer, después del revuelo creado estos últimos días con la independencia de Cataluña. ¿A su lado? Esto es, a su lado en lo político, en lo económico, en lo administrativo… pero no en lo deportivo. Sino que pretenden seguir los pasos de Mónaco, país independiente cuyas competiciones deportivas están integradas en las Ligas Francesas.

Aunque esta idea que tienen tampoco está del todo claro. Algunas opciones indican que si Cataluña se independiza, lo hará con todas sus consecuencias: si quieren ser independientes, que lo sean, pero con sus Ligas también. A la vista de todos está que Cataluña saldría perdiendo con esta ruptura. ¿Qué sería, por ejemplo, del FC Barcelona sin el Real Madrid? ¿Sería factible una Liga reestructurada con los equipos de Primera añadidos a los de Segunda y Segunda B?

Pero, ¿qué pasaría a la inversa? En el fútbol, por ejemplo, se perdería el rival que más competitividad aporta, en cuanto a inyección económica y jugadores de nivel individual. Por no hablar de la Selección Española. De un plumazo y de la noche a la mañana, media plantilla de la Roja se quedaría fuera por ser “extranjera”.

Dejando el fútbol a un lado, otros deportes también tienen deportistas catalanes en primera línea. Los baloncestistas más internacionales, los hermanos Gasol, son catalanes. Marc Márquez, subcampeón de Moto 2 el año pasado, Pedro de la Rosa en Fórmula 1, Joel González y Mireia Belmonte, medallistas olímpicos en taekwondo y natación…

El caso más destacable es el de la Selección Española de hockey patines, vigente campeona de Europa con un título conseguido hace tan solo una semana (aunque con la difusión mediática nula por parte de la plana nacional, imposible que la mayoría de la gente lo sepa), donde Toni Pérez es el único jugador que no es catalán. En este caso, esta selección quedaría totalmente vacía.

¿Pero qué opinan los deportistas catalanes de esto? El último atleta mediático en reconocer públicamente su oposición a jugar con el combinado nacional fue Álex Fábregas antes de los Juegos Olímpicos de Londres, alegando que “no le quedaba otro remedio”, pero antes hubo más casos, como el de Raúl Tamudo que afirmó que le encantaría ver a Cataluña competir a nivel internacional. O Pep Guardiola que en su etapa como jugador de la Selección explicaba que era porque la legislación no permitía competir a las Selecciones Catalanas, ya que Cataluña era su país. Sin embargo, otros catalanes están orgullosos de vestir los colores de España.

Cataluña se vería afectada por la reestructuración de su sistema deportivo y por la integración de su nuevo estatus como país independiente y España perdería deportistas de nivel que ganasen medallas y títulos para los conjuntos nacionales. 

¿Cuál de las dos partes perdería más? 

domingo, 9 de septiembre de 2012

Protagonista


DXT, sábado 8 de Septiembre 2012

Protagonista

Juegos Paralímpicos. Selección en Pontevedra. Amistosos de Primera. Xavi – Iker candidatos al Premio Príncipe de Asturias. Falcao quiere jugar en el Real Madrid… Son bastantes los titulares que saltaron a la prensa deportiva esta semana, pero parece que sólo importan las mayores tonterías: Cristiano Ronaldo está triste.

El hecho está ahí y la noticia se crea mediante diferentes hipótesis de la situación. Cualquiera de ellas, inútil donde las haya. Parece ser que no se siente querido ni por sus compañeros, ni por el Bernabéu y que además, su sueldo no le parece suficiente y de ahí su desmotivación. Y la actitud de desinterés que ayuda a solucionarlo. Seguramente su vida es muy triste sí. Su novia es una de las modelos internacionales mejor pagada del mundo. Un hijo el cual es responsabilidad de su madre y hermanas (claro, si tiene que asumir el gasto de una guardería, pobre…) Varios coches y casas, todo ello pagado. Si él está triste, ¿qué nos queda a los demás? Totalmente fuera de la profesionalidad de cualquier trabajador es que su vida privada afecte de tal manera a la laboral, y más aún si esto influye sobre un rendimiento de grupo y a su vez, afecte de manera indirecta a cientos de aficionados madridistas. Ni siquiera es una lesión lo que afecta al rendimiento individual, sino un capricho como cualquier otro: llamar la atención.

Las especulaciones que se han hecho en torno a esta situación parece ser que han sido desmentidas por el propio jugador, sin dar tampoco una explicación lógica. Pero tampoco se descarta la posibilidad de que abandone el club buscando una ficha más alta. ¿Hasta qué punto es profesional la forma de actuar?
Admito que el chico nunca ha sido santo de mi devoción, pero en cualquier situación con otro jugador de menor relevancia de cara a la imagen que proyecta el club sería cortada de manera inmediata. A casos de este tipo hacía referencia la semana pasada cuando nombraba a jugadores que cuando su progresión y protagonismo individual dentro de un equipo, se ve frenado o ralentizado, no dudan en abandonar la entidad para ir al club que esté de moda en el momento y volver a proyectar su carrera en solitario. Sí, el fútbol parece que deja de ser un deporte de equipo.

Tal vez tampoco le haya sentado excesivamente bien que tras las declaraciones de Falcao y de su padre, muchos le sitúen como sustituto de Cristiano Ronaldo en el Real Madrid.

Tocará esperar una semanita para ver cómo vuelve el portugués a la rutina del Madrid tras la semana de partidos internacionales. 

lunes, 3 de septiembre de 2012

El poder del dinero


DXT, sábado 1 de septiembre 2012

El poder del dinero

Tomó su fin la semana más intensa en cuanto movimientos y negociaciones podemos tener. Ayer, el mercado de verano llegó a su fin hasta el próximo invierno.

Como siempre, también con esto se acaban todos los culebrones de fichajes. Tenemos para todos los gustos: El mediático, el interesado que se delata por sus propias declaraciones y el que realmente vale y nadie lo valora.

Los más sonados, tanto por cuestión económica como culebrón informativo, seguramente sean Luka Modric y Javi Martínez. Éste último se convierte así en el fichaje más caro de la Bundesliga, a la espera de ver si su rendimiento en Alemania respalda esta inversión. Se convierte así en el tercer fichaje español más caro de los últimos años (por detrás de Fernando Torres y Mendieta). Todavía mi cabeza no asimila que un país que pretende dar lecciones de economía al resto del mundo sea capaz de pagar 40 millones de euros y asumir una ficha bastante alta por un jugador. Pero bueno, esto es cuestión aparte. El caso de Luka Modric sin embargo lleva todo el verano a vueltas en la prensa deportiva. ¿Pretende el Real Madrid con esto contentar a su afición para hacer olvidar el “fracaso” de la pasada temporada? Eso sí, no han perdido oportunidad de hacer negocio comercial ante las televisiones, llegada en avión privado al aeropuerto de Torrejón incluida. Eso sí, el escaso número de aficionados en el Santiago Bernabéu no es un factor que les haya ayudado. Aunque sí el ganar la Supercopa.

Mi forma de pensar siempre me hace recurrir al punto de vista del márketing y de las ventas. Cada vez tengo más claro que lo que buscan es ser el centro mediático y con ello, hacer que los aficionados se olviden de cada uno de los errores que han ido cometiendo. El Real Madrid, tiene gran experiencia en esto. Si algo no salen como esperaba, a golpe de talonario, se compra un futbolista con nombre. Se necesite o no, da igual. Se tenga en casa o no, tampoco importa. La filosofía de cantera a veces se olvida a la hora de la verdad aunque en pretemporada pretendan hacer lo contrario.

Otro caso de esta última semana lo tenemos en casa. Este es el ejemplo de “me voy a quien más me interese. Y punto”. Stuani, que llegó a viajar a Coruña con toda su “ilusión” por fichar por el Depor, no llegó a un acuerdo con el club y voló a Barcelona para incorporarse al Espanyol. Lo peor de todo han sido sus declaraciones: “Sinceramente, cuando surgió el Espanyol, dije que era donde quería ir”. El respeto hacia un club que intentó hacer lo posible por ficharte, ¿dónde está? Tal vez yo soy algo exigente en estas cosas, pero creo que nunca entenderé este tema.

Un punto más a favor para recurrir a la cantera. La cuestión económica no es comparable, pagas a un futbolista por su calidad y los valores que defiende, no pagas a un personaje mediático que mira por su progresión individual y que sabes que en cualquier momento, su rendimiento caerá en picado y te dejará tirado por irse al club de moda.