lunes, 16 de julio de 2012

Preparados


DXT, Sábado 14 de julio 2012

Preparados


Por fin. Una cosa menos. Como cada mes de julio, ya tenemos al alcance de todos el tan esperado calendario de Liga. Esas fechas que tal vez más de una persona espera con impaciencia al terminar cada temporada para poder quitarse el mono de fútbol organizando la siguiente. Derbis, clásicos, inicios, finales… todo vale para marcar algún día en rojo y fijar algún que otro viaje para ver al equipo fuera de casa.
Y mirándolo bien, parece que esta vez el Depor no ha tenido una suerte muy mala con las fechas. Los grandes más o menos repartidos y empezando en casa. Ni tan mal. Y con el plus añadido que no todos tienen, el último partido fuera de casa, algo clave por si las cosas se complican a final de curso, y más cuando este último rival y algunos inmediatamente anteriores son más o menos asequibles. Pero como cierto es que más vale prevenir que curar, mejor será dejar los deberes hechos antes del mes de mayo. El sufrimiento no siempre es bueno…

Lo que no parece que se vaya a cerrar tan rápido es el capítulo de fichajes. Aunque hay que recalcar que entre tantos rumores, falsos titulares y supuestos contactos, a día de hoy, tendríamos ya entre dos y tres plantillas, con sus suplentes incluidos. Para elegir, vaya.  Pero aquí por el norte parece que somos muy de agosto, muy de esperar a las segundas rebajas. Así que mientras tanto, a esperar. Primero las salidas y después, si procede, las llegadas. Aunque parece que la cosa se va corrigiendo, atrás quedaron las épocas de acumular jugadores en propiedad con el fin de montar el mercadillo de cesiones en verano y hacer el reparto. Con cabeciña y avanzando en procedimientos. Como tiene que ser.

Sea como sea, con fichajes o sin ellos, lo único claro es que el número de socios sigue creciendo y teniendo en cuenta la fecha a la que nos encontramos, no es improbable que alcance los 25.000 de la pasada temporada. Es verdad que a veces es necesario dar un paso atrás para poder dar dos hacia delante. Así parece que ha sido, que la motivación del ascenso revitalizó la dejadez de algunos seguidores que se unieron de nuevo con el equipo en la Segunda División, y que avivó el sentimiento del resto. Ahora, con el objetivo de vuelta conseguido, las ganas de volver a ver a tener un derbi gallego en la élite del fútbol español o la cara de los madridistas yéndose abatidos de Riazor están con el contador activado, podemos empezar a restar los días.


No hay comentarios:

Publicar un comentario