domingo, 22 de julio de 2012

Marcando Cantera


DXT, sábado 21 de julio 2012

Marcando cantera


Repetimos imagen. Repetimos momento. El deporte español parece que sigue siendo otra vez más la única vía de respiro y desconexión de nuestro país, dejando a un lado la complicada situación económica que llevamos encima. Una vez más, los premios vienen para casa. Esta vez, de la mano de la “rojita” en el Europeo Sub 19. Como siempre, la cantera de casa nos deja en buen lugar, dejando resueltas algunas de las posibles dudas de qué pasará cuando desaparezcan del fútbol activo jugadores de la talla de Xavi, Iniesta o Iker Casillas.

Campaña, Paco Alcácer, Pablo Insua, Kepa, etc. Ninguno de ellos desaprovechó su oportunidad en este campeonato de poder demostrar qué metodología de formación se sigue en España, marcando calidad desde abajo. 

Jesé Rodríguez. Parece que éste es el nombre que más ha sonado durante la última semana, quizá ya no solo por ser el autor del único gol de la final, sino por la expectación de saber si Mourinho decidirá incluirle en sus planes de futuro con la primera plantilla madridista o no.

Otro caso similar, el de Gerard Deulofeu, que no sólo acompañó al canario en el ataque creando multitud de rompecabezas en las defensas rivales, sino que también se encuentra en el punto de mira de los medios al ser una referencia del filial del otro grande de nuestra Liga.

Sonando con fuerza también el nombre de Oliver Torres. Un caso más llamativo porque con tan solo 17 añitos ya está en la agenda de muchos grandes y haciendo pretemporada con el primer equipo de su club, el Atlético de Madrid. ¿Acierto o error? En estas edades, cuando se nota la madurez es en estos casos, valorando si seguir con una progresión moderada o con un lanzamiento rápido que conlleve caída en picado.

¿Pero qué pasará de aquí a cuatro o cinco años? Sobran ejemplos de futbolistas que en juveniles brillaban con luz propia y prometían ser grandes y ni siquiera llegaron a relucir un poquito en Segunda B, y finalmente recalaron en algún club de nivel medio jugando por debajo de sus posibilidades iniciales. Aquí es donde en muchas ocasiones entra en juego, y de qué manera, la progresión que el club al que pertenece le marca. Las dos caras de la moneda: El jugador cuyo club exige demasiado de él y fuerza su potencial o al que sólo le retienen por mantener el foco mediático mientras dure el capricho, apagando su estela poco a poco.

La filosofía del Real Madrid, bajo mi punto de vista, es la que más pérdidas deja en estas situaciones. A golpe de talonario luce mucho más fichar a los de fuera que cuidar a los de dentro. Decenas de casos que llegaron a la cantera de Valdebebas con unos números excelentes y a los que se les prometía un futuro colmado de éxitos y cuya proyección desapareció de un día para otro.

Sin embargo, en Barcelona, la forma de pensar es diferente. Parece que son más prácticos con este proceso. Si vales, te quedas. Si no vales, te vas. Siempre habrá tiempo parar tirar de fichaje estelar marca de la casa, como ha sucedido con Cesc Fábregas y Jordi Alba, ambos criados (y descartados) futbolísticamente en La Masía y experimentados en batallas lejos de ella. La puerta siempre está abierta para volver.

Mismo método seguido por el Atlético de Madrid, pero los rojiblancos parece que no se fían tanto de su potencial económico y por si acaso, mejor hacer cesiones, vigilando las propiedades de cerca.
Sea como sea, la lista de nombres es larga. Tenemos fútbol para rato.



lunes, 16 de julio de 2012

Preparados


DXT, Sábado 14 de julio 2012

Preparados


Por fin. Una cosa menos. Como cada mes de julio, ya tenemos al alcance de todos el tan esperado calendario de Liga. Esas fechas que tal vez más de una persona espera con impaciencia al terminar cada temporada para poder quitarse el mono de fútbol organizando la siguiente. Derbis, clásicos, inicios, finales… todo vale para marcar algún día en rojo y fijar algún que otro viaje para ver al equipo fuera de casa.
Y mirándolo bien, parece que esta vez el Depor no ha tenido una suerte muy mala con las fechas. Los grandes más o menos repartidos y empezando en casa. Ni tan mal. Y con el plus añadido que no todos tienen, el último partido fuera de casa, algo clave por si las cosas se complican a final de curso, y más cuando este último rival y algunos inmediatamente anteriores son más o menos asequibles. Pero como cierto es que más vale prevenir que curar, mejor será dejar los deberes hechos antes del mes de mayo. El sufrimiento no siempre es bueno…

Lo que no parece que se vaya a cerrar tan rápido es el capítulo de fichajes. Aunque hay que recalcar que entre tantos rumores, falsos titulares y supuestos contactos, a día de hoy, tendríamos ya entre dos y tres plantillas, con sus suplentes incluidos. Para elegir, vaya.  Pero aquí por el norte parece que somos muy de agosto, muy de esperar a las segundas rebajas. Así que mientras tanto, a esperar. Primero las salidas y después, si procede, las llegadas. Aunque parece que la cosa se va corrigiendo, atrás quedaron las épocas de acumular jugadores en propiedad con el fin de montar el mercadillo de cesiones en verano y hacer el reparto. Con cabeciña y avanzando en procedimientos. Como tiene que ser.

Sea como sea, con fichajes o sin ellos, lo único claro es que el número de socios sigue creciendo y teniendo en cuenta la fecha a la que nos encontramos, no es improbable que alcance los 25.000 de la pasada temporada. Es verdad que a veces es necesario dar un paso atrás para poder dar dos hacia delante. Así parece que ha sido, que la motivación del ascenso revitalizó la dejadez de algunos seguidores que se unieron de nuevo con el equipo en la Segunda División, y que avivó el sentimiento del resto. Ahora, con el objetivo de vuelta conseguido, las ganas de volver a ver a tener un derbi gallego en la élite del fútbol español o la cara de los madridistas yéndose abatidos de Riazor están con el contador activado, podemos empezar a restar los días.


lunes, 2 de julio de 2012

Sesenta Segundos


DXT, Sábado 30 de junio 2012

Sesenta segundos

Franceses sí, españoles no. Casualmente, otra vez duelo entre vecinos en el centro de los informativos, pero esta vez por un minuto. De verdad que yo no entiendo qué criterio es el que se sigue para autorizar este tipo de gestos, como son los brazaletes negros y los minutos de silencio.

¿Por qué un periodista francés sí y un futbolista español no? Casualmente, Thierry Roland, el informador galo fallecido durante esta competición era amigo íntimo de Michele Platini. La diferencia es, que un jugador que ha compartido vestuario con los futbolistas de una Selección participante (como el caso de Busquets) o que mantenía relación personal con más de uno (Cesc, Piqué…) parece que “no vale” lo mismo que los amigos del jefe. Si es que el que manda, manda. Nada como los golpes de autoridad para personalizar las cesiones de minutos en estos partidos.

Una decisión totalmente incomprensible hasta que sale a la palestra otro factor: La RFEF se “olvidó” de realizar la petición. La lógica se aleja mucho de la realidad si pensamos que rechazar esta petición es la imagen de respeto que ofrecen hacia el máximo referente del organismo que dirigen: los futbolistas.
Pero como siempre, cada uno explica a su manera. Villar se resguarda en que la petición fue verbal y recibió al momento la negativa, por eso no se formalizó dicha solicitud, y Platini afirma que no se aceptó porque no se recibió una petición normal.

¿Quién tiene razón? O dos rechazos (Miki Roqué y Preciado) o dos olvidos. Otras fuentes aseguran que Villar ya no lo solicitó en su día por Manolo Preciado porque sabía que recibiría una negativa. Vamos, que el hombre tiene la capacidad de predecir el futuro y con ello se ahorra dar orden de redactar una nota formal (encima, ni él es el que se encarga de estas cosas). Desde la propia Federación me han confirmado que este tipo de pasotismo de Villar es algo más que normal. Además tener el “gusto” de conocerlo personalmente me confirma que la versión es totalmente adaptable a su forma de actuar.

Con este debate me indigno yo sola. Supongo que de ser por otra persona mi opinión sería la misma, pero se me duplica el enfado cuando se trata de un amigo. Dos días enteros de lágrimas, donde se alternaban los recuerdos de momentos vividos con una persona como él: luchador, optimista. Siempre sacando el lado positivo de las cosas. Es muy duro ver cómo una persona de tu misma edad se destruye por un cáncer. Sí, de mi misma edad, un niño con toda la vida por delante. Coger el móvil, ver la última conexión, y saber a ciencia cierta que la respuesta emitida sería un “estoy bien!!!!”, o algo similar, aún sabiendo que ése podría ser su último día de vida.

No es el primero, y por desgracia, no creo que sea el último. Esto me hace recordar lo dura que es la vida de un deportista de élite. Un año aquí, un año allí. Nueva vida cada diez meses, o incluso menos. Nueva ciudad, nueva adaptación. Y en la mayoría de los casos, tú solo. Tu vida se reduce al ámbito de tu trabajo y tus momentos se miden por temporadas. Perderte los cumpleaños de tus familiares, nacimientos de tus sobrinos o las salidas con tus amigos del pueblo que han crecido contigo. Vivir tu adolescencia lejos de casa, echar de menos a tu madre y saber que, aunque quieras, vas a tardar horas en poder abrazarla. Tener que sacrificar en algunos casos estudios universitarios o saber que nunca podrás tener un verano totalmente libre de responsabilidades como el resto de tu entorno.

En el caso de Miki, ha tenido un año, solamente un año, para recuperar su vida en Tremp. El momento de recibir una mala noticia de esta envergadura fue para él a la vez un momento positivo. Volvía a casa. Volvía con toda la fuerza del mundo para disfrutar de su familia, de su hermana a la que adoraba, de su sobrino, de sus amigos. Disfrutar mientras luchaba con una enfermedad que le ganó el pulso. Prohibió, con una sonrisa y con las mejores palabras, que nadie estuviera mal por él. Él iba a salir como le correspondiese acabar. Vivió su vida de la manera más feliz que pudo: con el fútbol. El deporte en algunos casos, da la felicidad que necesitas para olvidar que no tienes la vida que buscaría cualquier persona cerca de los suyos. Como bien dijo su madre: “Nos ha dado una lección a todos”.